NUNCA DEJES DE SONREÍR

NUNCA DEJES DE SONREÍR

Nunca dejes de sonreír, pues si lo hicieras estarías renunciando al amor y la vida que eres. Cuando nos olvidamos de reír fabricamos un mundo de conflictos y sufrimientos. Cuando sonreímos el tiempo se detiene y se abre una puerta hacia la eternidad. El Cielo no es más que una sonrisa infinita, un gozo de amor, paz y plenitud. Así que sonríe y no dejes de sonreír. Sonríe desde tu corazón y desde tu amor. Sonríele a tus hermanos, sonríele a tus padres, a tus hijos, a tus amigos, a las flores, a los pájaros y las montañas, a un río que pasa a tu lado y que fluye sin resistencias hacia el océano celestial, cuyo sonido es el eco de tu propia sonrisa. Sonríete a ti mismo y reconocerás el Ser de luz que eres, reflejado en el rostro de un niño que ríe sin motivo ni razón, pues la vida no es más que una sonrisa eterna. Y llegará un día, que de tu sonrisa interior brotara la flor de tu corazón, de un Amor tan radiante, que iluminará tu vida y toda la existencia se regocijará contigo.

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s