LECCIÓN 113

LECCIÓN 113

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Estas dos lecciones buscan recordarnos quiénes somos en realidad.

1. (95) “Soy un solo Ser, unido a mi Creador.”

“Mías son la serenidad y la paz perfecta, pues soy un solo Ser, completamente íntegro, uno con toda la creación y con Dios.”

“un solo Ser” es el Cristo en mi, y ese Ser, siempre está unido a Su Creador, pues lo que el Amor crea permanece unido para siempre. Así como estoy unido a mi Creador, también conservo los atributos con los que fui creado, como una perfecta integridad, de paz y dicha.

2. (96) “La salvación procede de mi único Ser.”

“Desde mi único Ser, cuyo conocimiento aún permanece en mi mente, veo el plan perfecto de Dios para mi salvación perfectamente consumado.”

La salvación procede del Cristo en mi. Su recuerdo permanece en mi mente, por eso puedo ver Su plan, aceptarlo y asumirlo. Después de reconocer la luz en mi solo puedo seguirla, pues el camino es seguro. La lección nos pide ver  ”el plan perfecto de Dios para mi salvación perfectamente consumado.” así que no sólo debemos visualizar la salvación como consumada, e interiorizar la certeza que así es.

PRÁCTICA:

Debemos dedicar una práctica matutina de 5 minutos y una nocturna también de 5 minutos, preferiblemente antes de irte a dormir.

“Soy un solo Ser, unido a mi Creador.”

“La salvación procede de mi único Ser.”

Interioriza las lecciones y sus comentarios, llévalos a lo profundo de  tu consciencia, hasta que logres despertar el recuerdo de lo que eres, el perfecto Hijo de Dios, que disfruta de los atributos que el Padre nos regaló: la paz y la integridad, y con ese recuerdo toma la decisión de perdonarte y sanarte, pues la salvación depende de tu decisión de elegir siempre a favor del amor y de tu paz.

PRÁCTICAS  CORTAS  Y  FRECUENTES:

Repite la idea del día con la mayor frecuencia posible, mantén tu propósito de recordar a Dios y tu vínculo indisoluble con la fuente del Amor. Así cada hora en punto te dirás:

“Soy un solo Ser, unido a mi Creador.”

Media hora más tarde:

“La salvación procede de mi único Ser.”

RESPUESTA  A  LA  TENTACIÓN:

Cada vez que se presente una situación conflictiva a lo largo del día, utiliza las ideas de la lección.

“Soy un solo Ser, unido a mi Creador.”

“La salvación procede de mi único Ser.”

Si te decides a utilizar el pensamiento del día en tus situaciones diarias, encontraras que son una excelente herramienta para conservar tu paz a lo largo del día.

La introducción de este repaso, nos reitera sobre la importancia de hacer los ejercicios con los horarios y frecuencia que se nos indica, si por alguna razón no podemos hacerlo, debemos procurar retomar las prácticas lo más pronto posible, pues se trata de nuestra propia sanación, y ella solo será posible si entrenamos nuestras mentes en la práctica del perdón, y en el discernimiento de la importancia de deshacer el ego, y restablecer la verdad eterna que sigue presente en nuestras mentes.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s