LECCIÓN 100

LECCIÓN 100

“Mi papel en el plan de salvación de Dios es esencial.”

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Esta lección como las siguientes se van a ocupar de un tema central  en el Curso, que en cierta manera refleja el resultado de nuestro trabajo de perdón y sanación: la Felicidad. “La Voluntad de Dios para ti es perfecta felicidad.”

Esta es una afirmación contundente y esperanzadora para quienes hemos iniciado este proceso de sanación y perdón. “¿Por qué habrías de querer ir en contra de Su Voluntad?” aquí nos está recordando que la felicidad es una elección, lo mismo que la tristeza o el sufrimiento. Quienes elegimos el amor y el perdón, estamos eligiendo la felicidad. Pero para llegar a experimentar la felicidad debemos primero invertir nuestro sistema de pensamiento: “La salvación tiene que invertir la descabellada creencia en pensamientos y cuerpos separados, que viven vidas separadas y recorren caminos separados.” para lograr la felicidad debemos trascender nuestra creencia en la separación.

EL AMOR SE COMPLETA A SÍ MISMO:

“Cuando mentes separadas comparten una sola función, se unen en un solo propósito, pues cada una de ellas es igualmente esencial para todas las demás.” en la medida que perdonamos y sanamos nuestras relaciones especiales y las transformamos en relaciones santas, nos vamos uniendo en un solo propósito de amor y unidad. En la medida que profundizamos nuestra función de perdonar, cada vez nos haremos más conscientes de nuestra unidad  “pues cada una de ellas es igualmente esencial para todas las demás.” Lo que es válido respecto a mis hermanos, lo es también respecto a Dios. “Del mismo modo en que el Hijo de Dios completa a su Padre, así también tu papel en el plan de tu Padre completa dicho plan.” de ahí  que “Mi papel en el plan de salvación de Dios es esencial.” pues el Amor se completa a Sí Mismo, esa es la razón por la cual el Amor no se olvida de nadie. “Este papel es tan esencial para Su plan como para tu felicidad.”

La lección  argumenta la importancia de nuestra felicidad en el Plan de Dios para  nuestra salvación:
“Eres ciertamente esencial en el plan de Dios.”
“Sin tu dicha, la Suya no es total.”
“Sin tu sonrisa, el mundo no se puede salvar.”
Y nos recuerda que si  elegimos la tristeza y el sufrimiento, nos convertimos en mensajeros del ego, condición que no contribuye a la sanación de nuestros hermanos, pues ellos son un reflejo de mi propia sanación: “Mientras la tristeza se abata sobre ti, la luz que el Propio Dios designó como el medio para salvar al mundo se atenúa y pierde su fulgor, y nadie ríe porque toda risa no es sino el eco de la tuya.”
Jesús nos recuerda que nuestra función es ser lo contrario de la tristeza, ser los mensajeros del amor, la paz y la felicidad: “Del mismo modo en que tu luz aumenta el fulgor de todas las luces que brillan en el Cielo, así también tu dicha en la tierra exhorta a todas las mentes a abandonar sus pesares y a ocupar su puesto junto a ti en el plan de Dios.”
Nuestro papel en el plan de Dios para la salvación consiste es enseñar con nuestro ejemplo que la sanación es posible, y nuestra felicidad es nuestro mejor testimonio: “Los mensajeros de Dios rebosan de dicha, y su júbilo sana todo pesar y desesperación.”

Cuando nos dejamos arrastrar por la tristeza es una señal que nos hemos dejado arrastrar por los pensamientos de separación del ego: “La tristeza es señal de que prefieres desempeñar otro papel en lugar del que Dios te ha encomendado.” Si desempeñas el papel del ego,  “no le muestras al mundo cuán grande es la felicidad que Él dispone para ti, y, por consiguiente, no reconoces que ya dispones de ella.” Siempre estamos eligiendo entre el miedo y el amor, entre la felicidad y la tristeza,  y hoy vamos a elegir a favor de la dicha, abandonando todo pensamiento de tristeza y de derrota. Tenemos derecho a la felicidad y vamos tras ella.

PROPÓSITO:

El propósito de la lección es que nos convirtamos en los mensajeros del  Plan de Dios para la salvación, mi felicidad tiene que irradiar necesariamente sobre todos mis hermanos. “Hoy trataremos de comprender que la dicha es nuestra función aquí.”
“Si te dejas abatir por la tristeza, no sólo no estarás cumpliendo tu función, sino que estarás privándote a ti mismo de dicha y al mundo también.”

PRÁCTICA:

Aquiétate durante los primeros 5 minutos de cada hora y repite para tus adentros la idea de hoy:

“Mi papel en el plan de salvación de Dios es esencial.”

Luego sumérgete en el silencio de tu paz interior, con la certeza  ”que tu papel es ser feliz.” Debes buscar la felicidad que ya está dentro de ti y dejar que ella brote como una fuente de luz y alegría.

“Tu función es encontrarla aquí, y encontrarla ahora. Para eso viniste. ¡Ojalá que hoy sea el día en que lo logres!”

Así que sumérgete en tu interior, con la convicción que has perdonado lo que te impedía experimentar la felicidad, y confía que esta brotara desde tu corazón al corazón de todos tus hermanos, toda la Filiación espera gozosa el fulgor de tu felicidad.

PRÁCTICAS  CORTAS  Y  FRECUENTES:

Mantén presente durante todo el día que tu propósito es ser feliz, y que de esa manera estás contribuyendo a realizar el plan de Dios para la salvación, y repite con la mayor frecuencia posible cada hora, la idea del día:

“Mi papel en el plan de salvación de Dios es esencial.”

Mi papel es ser feliz, mi papel es encontrar el Cristo en mi, que es  la fuente de toda dicha.

“Busca en lo profundo de tu ser, sin dejarte desanimar por los pensamientos pueriles y metas absurdas que pasas de largo a medida que asciendes para encontrarte con el Cristo en ti.”

“Es tu Ser Quien te llama hoy. Y es a Él a Quien respondes cada vez que te dices a ti mismo que eres esencial en el plan de Dios para la salvación del mundo.”

La maravilla de esta lección es que nos plantea que podemos ser felices aquí y ahora, que no tenemos que esperar a llegar al Cielo para ser felices, y mientras tanto tener una vida de tristeza y sufrimiento. Si nos comprometemos a perdonar todos nuestros pensamientos de culpa, miedo, ataque y sufrimiento, lo único que va quedando es el amor que somos, y con él florecerá uno de sus principales atributos: nuestra felicidad.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s