LECCIÓN 82

LECCIÓN 82

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Hoy repasaremos las lecciones 63 y 64.

1. “(63) La luz del mundo brinda paz a todas las mentes a través de mi perdón.”

2. “(64) Que no me olvide de mi función.”

Es importante que repasemos la introducción a este segundo repaso, allí se nos explica cómo hacer las prácticas.

Estas lecciones de repaso están centradas en el tema del perdón, se profundiza en su conocimiento y en nuestro compromiso. Veremos la estrecha relación de los conceptos de luz – función y perdón.

(63) “La luz del mundo le brinda paz a todas las mentes a través de mi perdón.”

“Mi perdón es el medio por el que la luz del mundo se expresa a través de mí.  Mi perdón es el medio por el que cobro conciencia de la luz del mundo en mí.  Mi perdón es el medio por el que el mundo sana junto conmigo. Que perdone, entonces, al mundo para que pueda sanar junto conmigo.”

A través del perdón reconozco la luz que habita mi Ser. Si perdono la luz de mi Ser ilumina el mundo.  El mundo existe en mi mente, al perdonarlo percibiré el reflejo de la verdad iluminando mi consciencia, la paz que resulta de mi perdón se la ofrezco al mundo  como mi regalo de amor.

En esta lección se  define el perdón como un medio, un medio para sanar el mundo y para sanarme. No puedo sanarme si no perdono la relación con  mis hermanos, la salvación es una empresa colectiva. Como resultado de lo anterior se plantea que. “Permítaseme, entonces, perdonar al mundo para que éste pueda sanar junto conmigo.” el mundo se sana junto conmigo o no se sana. No existe una salvación individual, por la sencilla razón que no existe un “yo individual,” existe una sola Mente que se cree dividida y que cree expresarse como un “yo individual”, es esta creencia en la separación la que debemos perdonar para poder volver a la unidad.

“Instrucciones para el repaso:”

En la introducción del repaso nos dice que:
1. Una sesión de practica larga, de 15 minutos para cada lección de repaso. La mitad del día se la dedicamos a una lección, y la otra mitad para la siguiente.
2. Varias sesiones cortas, en la que alternamos las dos lecciones diarias.

“comienza pensando en las ideas correspondientes a ese día, así como en los comentarios que las acompañan.”
“Dedica tres o cuatro minutos a leerlos lentamente, varias veces si así lo deseas, y luego cierra los ojos y escucha.” uno de los propósitos de este segmento de repaso es que aprendamos a escuchar, para ello debemos estar en un silencio receptivo, de esa manera podrás escuchar el mensaje que hay para ti.

PRÁCTICA:

Recuerda aquietarte durante 15 minutos. Como se nos indicó en la introducción del repaso, uno de sus propósitos es aprender a  escuchar, hay un mensaje para nosotros si queremos recibirlo. Luego podemos practicar con las siguientes variantes para perdonar:

“Que la paz se extienda desde mi mente hasta la tuya, [nombre].”

“Comparto la luz del mundo contigo, [nombre].”

“Mediante mi perdón puedo ver esto tal como es.”

Estas variantes son formidables ejercicios de perdón, que deberíamos aprovechar al máximo.

  “(64) No dejes que me olvide de mi función.”

“No me olvidaré de mi función porque quiero recordar mi Ser. No puedo desempeñar mi función si la olvido. Y a menos que desempeñe mi función, no experimentaré la dicha que Dios dispone que yo tenga.”

En este ejercicio, le estamos pidiendo al Espíritu Santo o a Jesús que no permitan que nos olvidemos de nuestra función de perdonar. Y las razones que expone son que no podremos recordar quienes somos, si nos olvidamos de perdonar. El perdón restablece la verdad que somos al remover los obstáculos que ocultaban nuestra luz.
Recordemos que la luz del mundo no es mi personaje con nombre y apellido, mi ego no es la luz del mundo, la luz del mundo es  la parte de amorosa de mi  mente. Es mi ego el que busca distraerme de mi función de perdonar, de olvidarme de quien soy. En ese caso, debo elegir de nuevo, debo elegir al Espíritu Santo en lugar del ego. El perdón es la condición previa para que aflore el amor que soy, la felicidad es el resultado de experimentar paz y amor.

La idea de hoy se puede practicar con las siguientes variaciones que se nos sugieren:

“No me valdré de esto para ocultarme a mí mismo mi función.”

No me valdré de ningún aparente conflicto que se me presente durante el día, para ocultar mi función de perdonar.

“Me valdré de esto como una oportunidad para desempeñar mi función.”

Cada situación que crea experimentar es una oportunidad para sanar y perdonar, una oportunidad para desempeñar mi función.

“Esto podrá ser una amenaza para mi ego, pero no puede alterar mi función en modo alguno.”

Debo desarrollar la convicción que cualquier acto de perdón que haga, puede ser una amenaza para mi ego, por ello debo mantener   inalterable mi voluntad de cumplir mi función.

Estás variantes son una oportunidad para discernir frente a cada situación, y recordarme, que estoy actuando bajo la guía del Espíritu Santo, que nada ni nadie podrá desviarme del camino del amor y el perdón. Mi voluntad de sanar y perdonar es indeclinable, pues el Amor no le hace concesiones a las ilusiones del ego.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s