LECCIÓN 81

LECCIÓN 81

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Con esta lección iniciamos un nuevo repaso, se  estudiaran 2 lecciones por día. En el día de hoy repasaremos las lecciones 61 y 62:

(61) “Yo soy la luz del mundo.”

(62) “Perdonar es mi función por ser la luz del mundo.”

Recordemos las instrucciones para las prácticas en la introducción del repaso  Estas instrucciones son validas para las lecciones 81 hasta 90

Repaso lección 61

1. (61) “Yo soy la luz del mundo.”

“¡Cuán santo soy yo, a quien se le ha encomendado la función de iluminar el mundo!” Reconocer la santidad de  mi Ser es una condición para poder cumplir mi función de ser la luz del mundo. Pese a lo que creamos ver o experimentar en este mundo, nuestro Ser es santo e impecable, pues es Hijo de la Santidad.

“Concédaseme poder permanecer en quietud ante mi santidad.” solo puedo acceder a mi santidad a través de la quietud y el silencio, el ruido del ego me distraerá, busca que mire fuera de mi. El silencio y la quietud propicia que vuelva la mirada hacia mí interior.

“Que en su serena luz desaparezcan todos mis conflictos.” cuando la luz hace presencia en nuestra consciencia, la percepción de conflicto desaparece.  “Y que en su paz pueda recordar Quién soy.” cuando me aquieto, en la paz de mi silencio, puedo recordar “Quién soy.”

Cuando parezcan surgir dificultades durante el día, puedo aplicar las siguientes variantes:

“No he de nublar la luz del mundo en mí.”

“Que la luz del mundo resplandezca a través de esta apariencia.”

“Esta sombra desaparecerá ante la luz.”

Repaso lección 62:

(62) “Perdonar es mi función por ser la luz del mundo.”

Si reconozco que en mi consciencia brilla la luz del amor, asumo de manera natural mi función de perdonar. “Sólo aceptando mi función podré ver la luz en mí. Y en esa luz mi función se perfilará claramente y sin ninguna ambigüedad ante mis ojos.  Esta aceptación no depende de que reconozca cuál es mi función, pues aún no comprendo lo que es el perdón. Sin embargo, confío en que en la luz lo veré tal como es.” Si acepto mi función de perdonar, removeré los obstáculos que me impiden experimentar el amor, en ese momento podré ver la luz en mi. Un resultado de cumplir mi función (perdonar) es que se me  revelará la visión espiritual, la visión de Cristo.

“aún no comprendo lo que es el perdón.” Pese a que vamos en la lección 81, Jesús parte del supuesto que aún no comprendemos plenamente  lo que es el perdón, y por lo tanto, lo que es nuestra función, pese a ello, la aceptación de mi función no depende que sepa plenamente que es el perdón, por ahora, lo importante es aceptarlo. Recordemos que “soy la luz del mundo” no es mi personaje con nombre y apellido, sino esa parte de mi mente que todavía recuerda a Dios, esa parte de mi mente que sigue unida a Dios. “Sin embargo, confío en que en la luz lo veré tal como es.” si acepto mi función, confiaré que la luz me permitirá ver la verdad.

RESPUESTA A LA TENTACION:

Si durante el día se me presentan situaciones conflictivas, se nos sugiere utilizar estas variantes:

“Que esto me ayude a aprender el significado del perdón.”

“No dejes que separe mi función de mi voluntad.”

“No me valdré de esto para apoyar un propósito ajeno a mí.”

Si comparamos las lecciones de repaso con las originales, (la 61 y 62) notaremos que Jesús va introduciendo  nuevas reflexiones  en los repasos, no se trata de una repetición mecánica de las lecciones anteriores, sino de una profundización de la comprensión y la práctica.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s