LECCIÓN 76

LECCIÓN 76

No me gobiernan otras leyes que las de Dios.

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Esta es una lección de las mas metafísicas del Libro de Ejercicios. Aquí Jesús no se está dirigiendo a nuestro “yo individual”  que se cree que tiene un cuerpo, que vive en este mundo y que hace parte de este mundo. Aquí se dirige a esa parte de nuestra mente de luz y amor que todavía permanece en nuestra consciencia. Y nos está recordando quienes somos realmente, los perfectos Hijos de Dios, y nos recuerda  que seguimos en Dios y que  siempre hemos estado en Dios. Y por lo tanto, “No me gobiernan otras leyes que las de Dios.” pues este mundo, incluyendo sus cuerpos y sus leyes no las creó Dios, no son reales, son ilusorias.  “No me gobiernan otras leyes que las de Dios.” es lo mismo que decir, que solo me gobiernan las leyes del Amor.
Pensar que me gobiernan las leyes de este mundo, es buscar la salvación donde no se encuentra, o sea, en este mundo ilusorio alimentado por la culpa, los miedos y los conflictos. Quizás para algunos este  Curso nos puede parecer muy radical, pues es explícito que ninguna de las leyes de este mundo es real, ya sean leyes económicas, de la física, de la medicina, de la nutrición o de las relaciones sociales. El Curso no hace concesiones respecto a la verdad, en eso es categórico. Solo Dios y Sus cualidades son verdad, lo demás son ilusiones que se  desvanecerán ante la luz de la verdad.

Nuestro  problema está en que nos identificamos como un cuerpo, creemos que nuestro propósito  es cuidar y proteger al cuerpo. El Curso nos recuerda que “EI cuerpo se ve amenazado por la mente que se hace daño a sí misma.” “El cuerpo sufre sólo para que la mente no pueda darse cuenta de que es la víctima de sí misma.” en otras palabras, para que olvidemos quienes somos realmente, el ego utiliza al cuerpo, centrando la atención en el cuerpo, algo externo y no en la mente, mi condición interna.

“El sufrimiento corporal es una máscara de la que la mente se vale para ocultar lo que realmente sufre.” La que sufre es la mente que se cree dividida, está en conflicto y lo proyecta sobre su cuerpo o el de sus hermanos, y esa mente “No quiere entender que es su propia enemiga; que se ataca a sí misma y que quiere morir.” Y para ello fabricamos las leyes de este mundo “De esto es de lo que tus “leyes” quieren salvar al cuerpo. Para esto es para lo que crees ser un cuerpo.” las” leyes” de este mundo las hemos fabricado para ocultar nuestra verdadera naturaleza, para negar nuestra verdadera identidad, la idea de hoy nos la recuerda, la idea de hoy nos ayuda a despertar a la verdad que somos: Hijos del Amor.

Con esta lección el Curso nos pide poner la atención en nuestra mente (nuestra realidad) y no en nuestro cuerpo (nuestra proyección imaginada). Este es un Curso sobre las causas no sobre los efectos. El Curso concluye que las leyes de este mundo “Lo que pretende salvar no existe.  Únicamente lo que pretende ocultar te salvará.” lo que pretendemos salvar es al cuerpo y nuestro yo individual. Y lo que pretendemos ocultar es a Dios, el amor que somos. De ahí la afirmación que “Las leyes de Dios jamás pueden ser reemplazadas.” por las leyes de este mundo, por las leyes del ego, todo lo que nace en el tiempo, muere en el tiempo, sólo lo que nace del Amor es eterno, y por lo tanto, real. Podemos creer que negamos las leyes de Dios, pero no podemos cambiarlas, por eso despertaremos de este sueño de olvido, a la plenitud del Amor que siempre es.

“Piensa en la liberación que te brinda el reconocimiento de que no estás atado a las extrañas y enrevesadas leyes que has promulgado para que te salven.” la salvación pasa por dejar de depositar nuestra fe en las leyes de este mundo, y reconocer sólo las leyes de Dios. Así que “No hay más leyes que las de Dios. Esto necesita repetirse una y otra vez hasta que te des cuenta de que es aplicable a todo lo que has hecho en oposición a la Voluntad de Dios.” al afirmar lo que somos: Amor, negamos lo que no somos: ego, despertamos a lo que siempre hemos sido: Hijos de la eternidad, de un Amor que solo sabe dar y darse de forma infinita.
Con esta argumentación nos aproximamos a experimentar lo que él ejercicio nos quiere enseñar.

PRÁCTICA  LARGA:

Recuerda que debes aquietarte unos 10 o 15 minutos. Esta meditación te pide que a la vez que repites lenta y pausadamente  la idea central:

“No me gobiernan otras leyes que las de Dios.”

Luego debes hacer un recuento de las leyes de este mundo, para después afirmar nuevamente que “No me gobiernan otras leyes que las de Dios.”  afirmando amorosamente lo que somos y desechando lo que no somos. Por eso nos pide que hagamos una relación extensa y completa de leyes de este mundo: “Comenzaremos hoy las sesiones de práctica más largas con un breve repaso de las diferentes clases de “leyes” que hemos creído necesario acatar.”
“Éstas incluyen, por ejemplo, las “leyes” de la nutrición, de la inmunización, de los medicamentos y de la protección del cuerpo en las innumerables maneras en que ésta se lleva a cabo.”
” Crees también en las “leyes” de la amistad, de las “buenas” relaciones y de la reciprocidad.”
” Puede que hasta incluso creas que hay leyes que regulan lo que es de Dios y lo que es tuyo.”
Y después de hacer una relación de leyes de este mundo, nos reitera que “No hay más leyes que las de Dios. Deshecha hoy todas tus insensatas creencias mágicas y mantén la mente en un estado de silenciosa preparación para escuchar la Voz que te dice la verdad.” Y después de entrar en un profundo silencio, nos pide escuchar la Voz que habla por Dios explicándonos las diferencias de las leyes del mundo con las de Dios, así como las cualidades de las leyes de Dios:
“Estarás escuchando a Uno que te dice que de acuerdo con las leyes de Dios las pérdidas no existen.” las pérdidas, las carencias solo existen en este mundo, pues el Cielo  es un estado de plenitud y abundancia.
En las leyes de Dios, “No se hacen ni se reciben pagos; no se pueden hacer intercambios; no hay sustitutos y ninguna cosa es reemplazada por otra. Las leyes de Dios dan eternamente sin jamás quitar nada.” el ego se relaciona a través  un tráfico permanente de intercambios, su concepto de dar está basado sobre el cálculo de recibir algo a cambio, de obtener alguna ganancia a costa del otro, se busca algún tipo de reconocimiento, de dominio, en relaciones desiguales de poder o sometimiento. Por eso Jesús nos pide que “Escucha a Aquél que te dice esto y date cuenta de cuán insensatas son las “leyes” que tú pensabas regían el mundo que creías ver.” Las leyes de este mundo son la negación del amor y la glorificación de los cuerpos y de las cosas.

El Espíritu Santo te dirá mucho más, “Te hablará del Amor que tu Padre te profesa, de la infinita dicha que te ofrece, de la ardiente añoranza que siente por Su único Hijo, creado como Su canal de creación, pero que éste le niega debido a su creencia en el infierno.” escucha con mucha atención a la Voz que habla por Dios, recordarte la verdad que eres.

PRÁCTICAS  CORTAS

Se propone repetir la idea de hoy, por lo menos 4 o 5 veces por hora:

” No me gobiernan otras leyes que las de Dios.”

“Repetiremos la idea de hoy hasta que hayamos escuchado y comprendido que no hay más leyes que las de Dios.”

RESPUESTA A LA TENTACION:

Igualmente nos sugiere usar la idea del dia “en respuesta a cualquier tentación de sentirnos sujetos a otras leyes a lo largo del día.”

Reconocer que no me gobiernan otras leyes que las de Dios, es reconocer nuestro origen, como Hijos del Amor, es mirar más allá de este mundo de ilusiones, y poder reconocer la verdad de lo que somos: espíritu inmortal, disfrutando de nuestra amorosa naturaleza, el gozo de SER
Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s