LECCIÓN 49

LECCIÓN 49

“La Voz de Dios me habla durante todo el día.”

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

En nuestra mente dividida, parecen coexistir el ángel y el demonio, la mente falsa y la mente verdadera, el amor y el miedo, el ego y el Espíritu Santo. El asunto radica a que maestro elegimos escuchar, al ego o al Espíritu Santo.
En este mundo escuchamos con más frecuencia  la estridente voz del ego, debido a que el miedo, la culpa, las carencias y la percepción de ataque ocupan cotidianamente nuestra mente. Pero ”Es muy posible escuchar la Voz de Dios durante todo el día sin que ello interrumpa para nada tus actividades normales.” Esto de por sí es una promesa muy alentadora, pues nuestras “actividades normales” están motivadas por el instinto de supervivencia, la urgencias del tiempo, la competitividad, la superación de las carencias y la resolución de nuestros conflictos. Nuestra actividad cotidiana está centrada en ponerle atención al ego.

“La parte de tu mente donde reside la verdad está en constante comunicación con Dios, tanto si eres consciente de ello como si no.” Es muy posible escuchar la Voz de Dios, pues Él jamás se ha separado de nosotros. La pregunta que nos debemos hacer es ¿Lo escuchamos? Nos hemos enseñado a escuchar la voz del ego. Somos tan buenos discípulos del ego, que por eso estamos en este mundo. La buena noticia es que nuestra mente santa está en constante comunicación con Dios, “tanto si eres consciente de ello como si no.” la verdad para la mayoría de nosotros es que no somos conscientes de ello. Si ello fuera así, no necesitaríamos de Un Curso de Milagros ni de este libro de ejercicios. Esta lección busca enseñarnos a escuchar la Voz que habla por Dios, aprender a escucharla es parte esencial de nuestro aprendizaje.

Así que un primer paso consiste en reconocer que hay una parte de nuestra mente donde reside el Espíritu Santo, que esa parte de nuestra mente, mantiene la comunicación con Dios independientemente de si somos conscientes o no. En la práctica es mas inconsciente que consciente para la mayoría, a no ser que adelante un trabajo de entrenamiento mental y sanación interior.  Es precisamente este entrenamiento mental el que nos posibilita hacer consciente nuestra comunicación con Dios y escuchar Su amorosa Voz diciéndonos lo que debemos hacer y guiándonos en cada momento.

Jesús nos recuerda que la voz del ego es la que opera en este mundo, y la obedece sus leyes, “Es la otra parte de tu mente la que opera en el mundo y la que obedece sus leyes.  Ésa es la parte que está constantemente distraída, y que es desorganizada y sumamente insegura.” la mente del ego es distraída ( no disciplinada), desorganizada (no tiene un propósito verdadero) insegura, ( la gobierna el miedo). Contrariamente, “La parte que está escuchando a la Voz de Dios es serena, está en continuo reposo y llena de absoluta seguridad.  Es la única parte que realmente existe.” Es la parte donde mora nuestra paz y nuestro amor, y se manifiesta con la absoluta certeza que Su luz nos guía en cada situación o circunstancia que creemos experimentar. “Es la única parte que realmente existe.” es la que expresa la verdad de lo que somos. Es una Voz dulce, serena y amorosa. Cuando acudimos a Su guía, Sus respuestas siempre nos producirán paz, tranquilidad y confianza. Así que recuerda, cuando estás en paz, tranquilo, sereno, y lleno de confianza no dudes que estás conectado con tu verdadera naturaleza, y estás en disposición de escuchar la Voz de Dios.

Contrariamente, “La otra es una loca ilusión, frenética y perturbada, aunque desprovista de toda realidad.” El ego nos pide escuchar la voz del cuerpo, sus necesidades biológicas, y justificar sus miedos y agresiones. De ahí que sea una voz loca, frenética y perturbada, desprovista de toda realidad, por eso se nos pide que “Trata hoy de no prestarle oídos.”
Escuchar la Voz de Dios implica no escuchar la voz del ego. No es posible escuchar a las dos al mismo tiempo. Es una decisión que debemos tomar. Debemos elegir escuchar la Voz de Dios, debemos elegir el amor en lugar del miedo. Así que,  “Trata de identificarte con la parte de tu mente donde la quietud y la paz reinan para siempre.” En este mundo dual, conflictivo e ilusorio, si queremos sanar nuestra mente, si queremos sanar nuestras relaciones, debemos elegir el amor y la paz, y por lo  tanto, “Trata de oír la Voz de Dios llamándote amorosamente recordándote que tu Creador no se ha olvidado de Su Hijo.” Es la Voz de la Expiación, es la Voz de la salvación, recordándonos quienes somos. Es la Voz del Amor recordándonos que solo somos amor.

PRACTICA:

Cuatro sesiones largas de 5 minutos cada una. Pero si puedes hacer más no dudes en hacerlo.

“asegúrate de sentarte quedamente y de repetir la idea cada vez que puedas, cerrando los ojos al mundo y comprendiendo que estás invitando a la Voz de Dios a que te hable.”  Esta es una meditación en la que buscamos sumergirnos en lo más profundo de nuestra mente, empezamos repitiendo muy lentamente la idea del dia:

“La Voz de Dios me habla durante todo el día.”

“Trataremos en verdad de oír la Voz de Dios recordándote a Dios y a tu Ser. Abordaremos el más santo y gozoso de todos los pensamientos llenos de confianza, sabiendo que al hacer esto estamos uniendo nuestra voluntad a la Voluntad de Dios.  Él quiere que oigas Su Voz.  Te la dio para que la oyeras.”

MEDITACION:

Si notamos cada vez con más frecuencia se nos está invitando a practicar meditaciones, es la manera como podemos apagar el ruido mental del ego, es la manera como accedemos a nuestra paz, es la manera como nos damos cuenta que no somos de este mundo, es la manera que tomamos consciencia de nuestro verdadero hogar, es la manera como nos comunicamos con Dios:
“Escucha en profundo silencio.  Permanece muy quedo y abre tu mente.  Ve más allá de todos los chillidos estridentes e imaginaciones enfermizas que encubren tus verdaderos pensamientos y empañan tu eterno vínculo con Dios. Sumérgete profundamente en la paz que te espera más allá de los frenéticos y tumultuosos pensamientos, sonidos e imágenes de este mundo demente.  No vives aquí.  Estamos tratando de llegar a tu verdadero hogar.  Estamos tratando de llegar al lugar donde eres verdaderamente bienvenido. Estamos tratando de llegar a Dios.”

El propósito de toda meditación es aquietar la mente y desde esa postura “Escucha en profundo silencio.”  precisamente desde ese silencio profundo e ilimitado emerge la Voz de Dios.

Como las demás lecciones de este ciclo de bienaventuranzas, se nos pide hacer la prácticas que nos aproximan a Dios como lo mas sagrado que podamos hacer.                      “Abordaremos el más santo y gozoso de todos los pensamientos llenos de confianza, sabiendo que al hacer esto estamos uniendo nuestra voluntad a la Voluntad de Dios. Él quiere que oigas Su Voz. Te la dio para que la oyeses.”  No vivimos en este mundo  de conflictos y sufrimientos, debemos soltar toda lealtad que le tengamos al ego.

REPETICIONES FRECUENTES:

“No te olvides de repetir la idea de hoy frecuentemente. Hazlo con los ojos abiertos cuando sea necesario, pero ciérralos siempre que sea posible.”

Esta lección es un paso muy importante en nuestro propósito de retornar a nuestro origen. Así que hagamos nuestra práctica con mucho amor y devoción. Repitamos la idea de hoy a lo largo del día, no nos olvidemos de nuestro sagrado propósito. Hazlo con los ojos abiertos y sobre todo hazlo con los ojos cerrados para que puedas navegar por tu mundo interior, y ante cada duda, incertidumbre o preocupación, pregúntale a la Voz que habla por Dios, que ella te contestará, te guiará y te conducirá por los senderos del amor y la paz. Con Su luz no podremos extraviarnos, pues Su luz ilumina nuestro corazón, ilumina nuestra vida, Su luz nos llevará de regreso a casa, al corazón de Dios.

Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s