LECCIÓN 41

LECCIÓN 41

“Dios va conmigo dondequiera que yo voy.”

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Esta lección siempre me ha parecido una maravilla. El solo leerla ilumina todo nuestro ser. Nos invita a reconocer  que el origen de nuestras sensaciones de soledad, abandono, tristeza, depresión, desamparo, sufrimiento, miedo, tiene un solo origen, nuestra creencia en la separación de Dios. De ahí que nos señale el poder sanador de esta idea pues: “Con el tiempo, la idea de hoy desvanecerá por completo la sensación de soledad y abandono que experimentan todos los que se consideran separados. La depresión es una consecuencia inevitable de la separación, como también lo son la ansiedad, las preocupaciones, una profunda sensación de desamparo, la infelicidad, el sufrimiento y el intenso miedo a perder.” Por lo que afirmar que “Dios va conmigo dondequiera que yo voy.” es manifestar nuestra voluntad de reconocer el hecho de que habito en Dios, que existo en Dios, que estoy unido a Dios, por lo tanto, Dios siempre estará conmigo, vaya donde vaya, pues jamás me puedo separar de mi Fuente.

LA VERDADERA CURACION: SANAR LA CAUSA.

“Los que se consideran separados han inventado muchos “remedios” para lo que, según ellos, son “los males del mundo“:  Pero la única cosa que no han hecho es cuestionar la realidad del problema.” Los remedios que hemos inventado en este mundo no logran sanar  nuestra soledad y sufrimiento, puesto que no van a la causa de nuestro desamparo. El Curso de Milagros  centra sus enseñanzas en las causas no en los efectos. Por eso es que sana. La causa es nuestra falsa creencia en la separación. Por ello: “Los efectos de éste, no obstante, no se pueden sanar porque el problema no es real.” como el problema de la separación no es real, simplemente lo perdonamos, lo deshacemos, dejando que la verdad de lo que somos brille en nuestra consciencia.

EL PODER SANADOR DEL AMOR PERFECTO:

“En lo profundo de tu interior yace todo lo que es perfecto, presto a irradiar a través de ti sobre el mundo. Ello sanará todo pesar y dolor, todo temor y toda sensación de pérdida porque curará a la mente que pensaba que todas esas cosas eran reales y que sufría debido a la lealtad que les tenía.” Dentro de nuestro ser yace la luz del Amor, y cuando le permitimos irradiar sanará toda tristeza y pesar que hayamos creído experimentar. Y esto es así porque:  “jamás se te puede privar de tu perfecta santidad porque su Fuente va contigo dondequiera que tú vas. jamás puedes sufrir porque la Fuente de toda dicha va contigo dondequiera que tú vas. jamás puedes estar solo porque la Fuente de toda vida va contigo dondequiera que tú vas. Nada puede destruir tu paz mental porque Dios va contigo dondequiera que tú vas.”

DE LA INCREDULIDAD  A LA CERTEZA DE LA EXPERIENCIA:

En esta lección Jesús vuelve a reiterar la tesis expuesta en la lección 39, que  a esta altura de los ejercicios, todavía no creemos que somos los perfectos Hijos de Dios, igualmente  no creemos que la culpabilidad es la que nos hace sentir que este mundo es nuestro infierno. “Comprendemos que no creas nada de esto. ¿Cómo ibas a creerlo cuando la verdad se halla oculta en lo profundo de tu interior, bajo una pesada nube de pensamientos dementes, densos y turbios que representan, no obstante, todo lo que ves?” Jesús es consciente de nuestra incredulidad, pues sabe que el ego ha fabricado una gruesa y oscura nube de culpa, miedo, carencias y ataques que nos impide ver la luz del Amor. Así que nos propone una práctica para que podamos experimentar la presencia de Dios en nosotros. Esta práctica es una meditación, la primera en el libro de ejercicios, más no la única, pues se seguirá utilizando en futuros ejercicios. Solo experimentando a Dios podremos confirmar la verdad que somos. “Hoy intentaremos por primera vez atravesar esa oscura y pesada nube y llegar a la luz que se encuentra más allá.” el ego está representado por la “oscura y pesada nube” y al proponernos atravesarla, nos habremos demostrado que podemos llegar a la luz que somos, a la vez que trascendemos al ego.

PRACTICA:

Una sesión larga de 3 a 5 minutos, consistente en una meditación. De ser posible apenas te levantes en la mañana. Se realiza con los ojos cerrados. Puede ser de gran ayuda sentarse cómodamente, aquietando el cuerpo y la mente, para ello es de utilidad respirar lenta y profundamente haciendo consciencia de la inhalación y de la exhalación, mientras te repites muy  lentamente la idea del día:

“Dios va conmigo dondequiera que yo voy.”

“No trates de pensar en nada en particular. Trata, en cambio, de experimentar la sensación de que estás sumergiéndote en tu interior, más allá de todos los pensamientos vanos del mundo. Trata de llegar hasta lo más profundo de tu mente, manteniéndola despejada de cualquier pensamiento que pudiese distraerte.”

Al cerrar los ojos, el principal órgano de percepción del cuerpo, nos damos la posibilidad de mirar a nuestro interior, y poder iniciar un viaje hacia el centro de nuestro corazón, imaginando que estamos atravesando la oscura nube del ego que nos impide llegar a Dios. La salvación pasa por redescubrir nuestro mundo interior. “trata de sumergirte tan profundamente como puedas en tu interior, lejos del mundo y de todos sus pensamientos disparatados. Estás tratando de llegar más allá de todo ello. Estás tratando de dejar atrás las apariencias y de aproximarte a la realidad.” Ese viaje que realizamos hacia nuestro interior nos lleva desde las  ilusiones de nuestro ego a la realidad de lo que somos.

NUNCA SE FRACASA PARA LLEGAR A DIOS:

En esta práctica meditativa “No obstante, nunca fracasa del todo, y es posible tener éxito inmediatamente.” y podemos llegar a Dios, pues somos parte de Él y jamás nos hemos separado de nuestro Creador. “Es perfectamente posible llegar a Dios. De hecho, es muy fácil, ya que es la cosa más natural del mundo. Podría decirse incluso que es lo único que es natural en el mundo. El camino quedará despejado, si realmente crees que ello es posible. Este ejercicio puede producir resultados asombrosos incluso la primera vez que se intenta, y tarde o temprano acaba por tener éxito.”
Si experimentamos la presencia de Dios en nosotros, si nos sentimos cobijados por Su Amor y Su Paz, todo miedo y todo sufrimiento que hayamos creído experimentar desaparecen ante la presencia del Amor,  y en ese momento: “Puedes ciertamente permitirte el lujo de reírte de los pensamientos de miedo, recordando que Dios va contigo dondequiera que tú vas.” Cuando tenemos la certeza que Dios va con nosotros en todo momento y todo lugar podemos reírnos de todos nuestros miedos y angustias pues sabemos que no son reales, simplemente los observamos y con una sonrisa salida desde la confianza de nuestro amor los descartamos.

REPETICIONES FRECUENTES:

Repite la idea del día con la mayor frecuencia posible, interiorízala, hazla tuya, camina por el mundo con la certeza que Dios va contigo, llénate de la confianza que sólo el Amor te puede dar, contempla al mundo con la certeza de la paz que Dios comparte contigo. “Usa la idea frecuentemente a lo largo del día, repitiéndola muy despacio, preferiblemente con los ojos cerrados.  Piensa en lo que estás diciendo, en el significado de las palabras.  Concéntrate en la santidad que esas palabras te atribuyen, en la compañía indefectible de la que gozas, en la completa protección que te rodea.”

Así que practiquemos la meditación que nos proponen hoy, hagámosla con la convicción de que realizaremos  un viaje hacia nuestro interior, el viaje más importante de nuestra vida, el viaje para encontrarnos con Dios, un viaje para reencontrarnos con la luz y el amor que somos, hagámoslo con confianza y fe, pues más allá de la oscuridad nos espera la luz, ella siempre estará allí no importa cuánto nos demoremos en llegar. El Amor siempre estará allí, pues está más allá del tiempo y el espacio, está en la eternidad, y desde su infinita luz todo es posible. El Amor es lo único real en ti, no es imposible llegar al Amor, pues el Amor es lo único posible en ti. Buen viaje hacia el corazón del Amor, es imposible fracasar, pues el Amor siempre estará allí esperándote.

Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s