LECCIÓN 21

LECCIÓN 21

“Estoy decidido a ver las cosas de otra manera.”

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

“La idea de hoy es obviamente una continuación y ampliación de la anterior.” pero no es una simple continuidad. La lección de ayer planteaba el deseo de ver, relacionada con la visión interior. La de hoy está relacionada con percibir las cosas de otra manera, diferente a como las percibimos con el ego, y en este ejercicio en particular percibir nuestras manifestaciones de ira de otra manera. Al final de este comentario, explicare cómo opera el perdón en cada lección.

PRACTICA:

Cinco sesiones de práctica de 1 minuto cada una. Debe realizarse previamente un período específico de búsqueda mental, de los pensamientos perturbadores a los que le vamos a aplicar el ejercicio.

“Inicia las sesiones de práctica repitiendo la idea en tu interior. Luego cierra los ojos y busca con minuciosidad en tu mente aquellas situaciones pasadas, presentes o previstas que susciten ira en ti.”

“La ira puede manifestarse en cualquier clase de reacción, desde una ligera irritación hasta la furia más desenfrenada. El grado de intensidad de la emoción experimentada es irrelevante. Te irás dando cuenta cada vez más de que una leve punzada de molestia no es otra cosa que un velo que cubre una intensa furia.”

“Trata, por lo tanto, durante las sesiones de práctica, de no dejar escapar aquellos pensamientos de ira que consideras “insignificantes”.”

“Recuerda que no reconoces realmente qué es lo que suscita ira en ti, y nada de lo que puedas creer al respecto tiene significado alguno.”

“Probablemente te sentirás tentado de emplear más tiempo en ciertas situaciones o personas que en otras, sobre la falsa base de que son más “obvias” Esto no es cierto. Es meramente un ejemplo de la creencia de que ciertas formas de ataque están más justificadas que otras.”

“Al escudriñar tu mente en busca de todas las formas en que se presentan los pensamientos de ataque, mantén cada uno de ellos presente mientras te dices a ti mismo:”

“Estoy decidido a ver a _____ [nombre de la persona] de otra manera.”

“Estoy decidido a ver _____ [especifica la situación] de otra manera.”

“Trata de ser tan específico como te sea posible. Puede, por ejemplo, que concentres tu ira en una característica determinada de alguna persona en particular, creyendo que la ira se limita a ese aspecto. Si tu percepción sufre de esa forma de distorsión, di:”

“Estoy decidido a ver [especifica la característica] de [nombre de la persona] de otra manera.”

Al sentir ira de cualquier manera, nuestro ego lo considera una forma de ataque, y pareciera que estamos reaccionando al mismo de manera justificada, esa es la trampa del ego. La verdadera causa de nuestra ira no la reconocemos, y por eso, no debemos perder el tiempo en explicarla, en analizarla, sólo debemos identificarla, sentirla y aplicarle el ejercicio.

También creemos que hay momentos de ira más graves o más justificados, que otros que consideramos más leves, como un pequeño disgusto, el Curso nos va a decir que no existe tal graduación, que una escala desde un pequeño disgusto hasta una ira desenfrenada no es real, es ilusoria. No importa el grado de ira, la más leve irritación oculta una furia desenfrenada que explotará en algún momento. Todas afectan nuestra paz mental por igual. Y todas deben ser perdonadas, de ahí que el ejercicio debe aplicarse a todos los tipos de ira que creemos experimentar.

EL PERDÓN ESTÁ PRESENTE EN CADA LECCIÓN:

Cuando hacemos por primera vez los ejercicios de Un Curso de Milagros se nos habla permanentemente de perdón, y nos preguntamos ¿donde aparece el perdón en las lecciones? Lo que sucede es que estamos buscando con el criterio tradicional del perdón, estamos buscando con los lentes equivocados.
Cada lección diaria es una práctica de perdón, veámosla en esta lección.

El perdón del Curso tiene 3 pasos:

1. Identificar
2. Abandonar
3. Reemplazar

1. Identificar
Hacemos un período de búsqueda mental, y nos hacemos conscientes de nuestra  ira, ese es el primer paso para el perdón, reconocer una situación o persona que me quita la paz,

2. Abandonar
el segundo paso del perdón, es tomar una decisión frente a esa situación que me quita la paz, abandonar esa emoción, en el caso de esta lección es:  “estoy decidido a ver las cosas de otra manera”  es la decisión  de no querer continuar pensando y actuando como lo venía  haciendo hasta ahora. Es la voluntad de abandonar, de soltar esa emoción específica que no corresponde con el amor que soy.

3. Reemplazar
El tercero queda en manos del Espíritu Santo, cuando reemplaza nuestra ira por amor. Cuando elegimos soltar la ira, se la entregamos al Espíritu Santo para que la deshaga por nosotros, y la reemplace por amor y paz.

Cada lección de Un Curso de Milagros, es una lección de amor y perdón.
Abramos nuestras mentes a la posibilidad de ver cada situación que experimentemos de otra manera, esa otra manera siempre será el perdón, el único medio del amor que nos conduce a la paz y la felicidad.

Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s