LECCIÓN 14

LECCIÓN 14

“Dios no creó un mundo sin significado.”

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

“La idea de hoy es obviamente la razón de que sea imposible que haya un mundo sin significado. Lo que Dios no creó no existe.” Esta lección nos expresa unas conclusiones metafísicas que nos dan una claridad meridiana sobre la definición de realidad que el Curso sostiene, a la vez, que nos da una gran comprensión sobre las anteriores lecciones. Lo que no tiene significado no existe. Solo lo que Dios crea tiene significado. Y este mundo no lo creó Dios, por lo tanto, no tiene significado.
“Lo que Dios no creó no existe.” y lo que existe, es tal como Dios es, con todos sus atributos, de espíritu, eterno, invulnerable, amoroso, pacifico, dichoso. Por lo que se deduce una conclusión definitiva: “El mundo que ves no tiene nada que ver con la Realidad.” o sea, este mundo no lo creó Dios. Así que podríamos preguntar, ¿Si Dios no creó este mundo, entonces quien? La respuesta también es concluyente: “Es tu propia obra y no existe.” en otras palabras, este mundo lo fabricamos nosotros, es el resultado de un sueño de separación del Hijo de Dios. El propósito de este Curso es ayudarnos a despertar de este sueño.
“La idea de hoy es un paso más en el proceso de aprender a abandonar los pensamientos que le has conferido al mundo y a ver en su lugar la Palabra de Dios.” En esta lección también se esboza el criterio para determinar la verdad en este Curso, solo Dios y Su creación son verdad, todo lo demás no lo es.

MUCHO MÁS ALLÁ DEL MIEDO:

Esta es una lección muy liberadora de los horrores de este mundo, pues no viene a decir que no son obra de Dios.  Pero la manera como vamos a hacer la práctica quizás “pueden ser bastante difíciles e incluso dolorosos.  Algunos te conducirán directamente al miedo. Mas no se te dejará ahí. Irás mucho más allá de él,  pues nos encaminamos hacia la paz y seguridad perfectas.” vivir en este mundo, es vivir en el miedo, y el propósito de este Curso es llevarnos hacia la paz y la seguridad perfectas, y siempre estaremos guiados por Jesús y el Espíritu Santo, así que avancemos con la confianza que estaremos guiados por el Amor.

PRÁCTICA:

Tres sesiones de práctica, de un minuto cada una.

“Los ejercicios de hoy deben practicarse con los ojos cerrados todo el tiempo.” en un período de búsqueda mental. Si te sientes a gusto puedes practicar más, “De ser así, es porque realmente entiendes su propósito.” este es un ejercicio en que no se pone límites en su práctica, pues si lo entendemos bien, será una herramienta para sanar nuestra mente durante todo el día, e  incluso durante el resto de nuestra vida.

“Piensa, mientras mantienes los ojos cerrados, en todos los horrores del mundo que crucen tu mente. Nombra cada uno de ellos como se te ocurra e inmediatamente niega su realidad. Dios no lo creó, por lo tanto, no es real. Di, por ejemplo:”

“Dios no creó esa guerra, por lo tanto, no es real.”

“Dios no creó ese accidente de aviación, por lo tanto, no es real.”

“Dios no creó [especifica el desastre], por lo tanto, no es real.”

“Entre los temas adecuados para la aplicación de la idea de hoy se puede incluir, asimismo, todo aquello que temas te pueda ocurrir a ti o a cualquier persona por la que estés preocupado.  Describe en cada caso el “desastre” en cuestión muy concretamente.  No uses términos abstractos.  Por ejemplo, no digas: “Dios no creó las enfermedades”, sino “Dios no creó el cáncer” o los ataques cardíacos, o lo que sea que te cause temor.”

Este es un ejercicio de discernimiento, negación, abandono y sustitución, tal como opera el perdón que nos enseña Jesús:

por un lado, separamos lo real de lo irreal.
Por el otro lado, negamos lo que no es real.
Al negar lo que no es real, lo soltamos, lo abandonamos.
De esta manera aflora lo que es real en nosotros: Dios y Su Amor.

Este mundo es el resultado de lo que podemos denominar  pensamientos colectivos, también lo podríamos denominar ego colectivo, y de pensamientos individuales, ambos constituyen el mundo que vemos, un mundo que no tiene significado. “Lo que estás contemplando es tu repertorio personal de horrores.  Esas cosas son parte del mundo que ves.  Algunas de ellas son ilusiones que compartes con los demás, y otras son parte de tu infierno personal. Eso no importa.  Lo que Dios no creó sólo puede estar en tu propia mente, separada de la Suya. Por consiguiente, no tiene significado. En reconocimiento de este hecho, concluye las sesiones de práctica repitiendo la idea de hoy:”

“Dios no creó un mundo sin significado.”

RESPUESTA A SITUACIONES QUE TE PERTURBEN:

“La idea de hoy puede aplicarse igualmente, aparte de las sesiones de práctica, a cualquier cosa que te perturbe a lo largo del día. Sé muy específico al aplicarla. Di:”

“Dios no creó un mundo sin significado. No creó [especifica la situación que te esté perturbando], por lo tanto, no es real.”

Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s