LECCIÓN 6

LECCIÓN 6

“Estoy disgustado porque veo algo que no está ahí.”

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Al igual que la lección anterior no se explica el propósito del ejercicio, solo se nos pide aplicarlo y como aplicarlo. Todavía no llegamos a las explicaciones detalladas de los ejercicios.

¿Que es lo que no está ahí? El ejercicio parece desafiar la lógica de nuestra manera de percibir este mundo. De ahí la importancia del estudio previo del libro del Texto, donde se exponen las bases conceptuales del Curso.

En este mundo creo disgustarme por algo que está afuera de mi, y por lo regular logro identificarlo y señalarlo con mi dedo acusador.

Este ejercicio hace referencia a un mecanismo mental del ego llamado proyección, en que buscamos deshacernos de nuestra culpa inconsciente proyectándola fuera de sí, en forma de juicios, condenas  y ataques. Acusamos a los otros por lo que creemos nos está sucediendo. Proyectamos sobre el mundo nuestra propia película mental, y como en los cines nos disgustamos con lo que sucede en la pantalla, sin ser conscientes que nosotros somos el proyector de lo que creemos ver y experimentar. Afuera no hay  nada, pues fuera  de nuestra mente no hay nada, pero creo ver “algo que no está ahí.” ese “algo” no existe. Así que estoy disgustado conmigo mismo, que fui quien fabricó la película y la proyectó a la pantalla del mundo. Lo que veo afuera es un efecto de lo que sucede en mi mente que es la causa. El ejercicio trae el efecto (lo que creo ver afuera) a la causa, (mi mente) para poder ser reconocida y sanada.
La interpretación de lo que creo ver afuera, el Curso le dará el nombre de  percepción, y lo que percibo son mis propias ilusiones, un mundo irreal, el sueño de creerme separado de mi Fuente. El Curso nos irá a demostrar que ese mundo no es más que un resultado de mi mente dividida, de mi mente falsa, que mi mente verdadera está más allá de la dinámica proyección – percepción, está más allá del ego, que mi verdadera Mente, que mi Ser está compuesto sólo de Amor y nada más que de Amor, y eso lo experimentaremos al discernir lo verdadero de lo falso, y de perdonar todo aquello que nos impide experimentar lo verdadero, el Amor que somos.

PRACTICA:

3 o 4 veces al día, de un minuto de duración. Lo mejor es aquietarse, cerrar los ojos, hacer una búsqueda mental de aquellos pensamientos o emociones que crees te generan disgustos y le aplicas la lección del día. Se debe nombrar “muy concretamente la forma de disgusto de que se trate (ira, miedo, preocupación, depresión, etc.), así como lo que percibes como su causa. Por ejemplo:”

“Estoy enfadado con ______ porque veo algo que no está ahí.”
“Estoy preocupado acerca de _____ porque veo algo que no está ahí.”

ADVERTENCIA SOBRE LAS RESISTENCIAS:

“Una vez más, si te resistes a aplicar la idea a algunos de los pensamientos que te causan disgusto más que a otros, recuerda las dos advertencias mencionadas en la lección anterior:”

“No hay disgustos pequeños. Todos perturban mi paz mental por igual.”
Y:
“No puedo conservar esta forma de disgusto y al mismo tiempo desprenderme de las demás. Para los efectos de estos ejercicios, pues, las consideraré a todas como si fuesen iguales.”

Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s