LECCIÓN 3

LECCIÓN 3

«No entiendo nada de lo que veo en esta habitación [en esta calle, desde esta ventana, en este lugar]»

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Si  la lección 1 nos decía que nada de lo que veo significa nada. La lección 2 nos precisaba una razón, yo le he dado todo el significado que tiene para mí. O sea, las cosas no tienen un significado por sí mismas, sino que el significado  lo otorgo yo, es subjetivo y variable. El significado no está afuera sino en mi mente, y para efectos del Curso, es una interpretación basada en las emociones de culpa, carencia, ataque y miedo de mi mente errada, de la mente gobernada por el ego.

Esta lección nos va a decir que si no sé el significado de nada, entonces no entiendo lo que veo. Y no lo entiendo porque lo que veo afuera no es más que una proyección de mi mente, pero creo que es independiente de mi. El mundo que veo solo existe en mi mente, con el agravante que lo veo y lo interpreto con mi mente falsa, con la parte de la mente que gobierna el ego.
Lo que veo es un juicio que emití en el pasado, y que lo válido en el  presente. Los juicios del pasado nos impiden ver el presente. Cuando opinamos sobre una persona lo hacemos en base a los juicios que hemos construido sobre  esa persona, la estamos viendo desde el pasado no desde su presente.

OBJETIVO DEL EJERCICIO:

Si en las dos primeras lecciones nos explicaban como hacer el ejercicio pero no nos explicaban cual era el objetivo, en esta se nos comienza a explicar:

«El objetivo de los ejercicios es ayudarte a despejar la mente de todas las asociaciones del pasado, para que puedas ver las cosas exactamente tal como se presentan ante ti ahora y también para que te des cuenta de lo poco que realmente entiendes acerca de ellas.» (L-2.2:1)

En este mundo damos todo por supuesto, creemos en la realidad de lo que vemos, lo interpretamos de acuerdo a nuestro sistema de pensamiento y consideramos que eso es la realidad. El Curso viene a decirnos lo contrario. Que eso que vemos y creemos entender no es la verdad, no es la realidad, sino una ilusión. Que nuestra verdad, nuestra realidad inmortal no se encuentra afuera, se encuentra en nuestro interior, y para acceder a ella  tenemos que mirar hacia adentro, no hacia afuera. Que lo que está afuera no tiene significado, lo que es verdaderamente significativo es el amor, y para entenderlo y experimentarlo tenemos que aprender a mirar hacia nuestro interior, para lograrlo tenemos que perdonar todo lo que no sea amoroso en nuestra mente, de esa manera lo amoroso emerge desde nuestra consciencia.

Al tener una mente dividida, me parece ver el conflicto afuera no dentro de mi. La única solución es reconocer que no entiendo, aceptar que estoy equivocado, para ello debo entrenar mi mente para ver las cosas de otra manera, y reconocer que necesito ayuda para ver mi realidad interior, esa ayuda es la  que nos brinda el  Curso y la Guía del Espíritu Santo. Para aprender algo nuevo tengo que aceptar que no entiendo. Si creo saber algo, no estaré interesado en ningún aprendizaje. Este Curso nos va a enseñar a renunciar a los juicios. Cuando no juzgamos permitimos que la luz del amor ilumine nuestras mentes y corazones, y nos dejamos guiar por la Voz que habla por Dios.

PRACTICA:

Las instrucciones son las mismas que las de ayer, 2 veces al día, una por la mañana y por la noche, de un minuto de duración, ejemplos:

• No entiendo lo que significa esta mesa

• No entiendo lo que significa esta lámpara

• No entiendo lo que significa ese cuerpo

• No entiendo lo que significa ese carro.

• No entiendo por qué  están peleando mis vecinos.

• No entiendo por qué  me siento triste

• No entiendo por qué estoy furioso con mi pareja.

Y así sucesivamente….

Obviamente sabemos la función de la mesa, del cuerpo, del carro, lo que no sabemos es el significado tras esas cosas. Lo mismo sucede con nuestras emociones, las podemos justificar pero no entendemos su significado profundo, la práctica de este Curso nos las va a develar. Pues el mundo que vemos es una fabricación mental que tiene como objeto ocultar mi realidad inmortal, mi verdadera realidad es ser una mente libre, amorosa e ilimitada.

No entiendo equivale a no se.
Decir no entiendo es aceptar que no conozco el significado profundo de las cosas, es renunciar a juzgarlas y permitir que la luz del entendimiento proveniente del perdón y del amor iluminen y sanen mi mente.

«Aplica esta idea de la misma manera que las anteriores, sin hacer distinciones de ninguna clase. Cualquier cosa que veas se convierte en el objeto adecuado para la aplicación de la idea. Asegúrate de no cuestionar si es adecuado o no aplicarle la idea a algo.»

«En estos ejercicios no se trata de juzgar. Cualquier cosa es adecuada si la ves. Tal vez algunas de las cosas que veas tengan una carga emocional para ti. Trata de dejar a un lado esos sentimientos, y simplemente aplícales la idea tal como se la aplicarías a cualquier otra cosa.»

Recuerde que posas tu mirada a cualquier objeto o situación y le aplicas sin juicios el ejercicio. La resistencia puede ser grande cuando lo que miremos tenga alguna carga emocional para nosotros, igualmente debes  esforzarte de hacer el ejercicio sin juicios de ninguna índole.

«Es esencial, por lo tanto, que tu mente se mantenga perfectamente receptiva y libre de juicios al seleccionar las cosas a las cuales vas a aplicar la idea del día. A tal efecto, una cosa es como cualquier otra: igualmente adecuada y, por lo tanto, igualmente útil.»

Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s