EL VIAJE DE LA VIDA

EL VIAJE DE LA VIDA

Algunos dicen que esta vida es un viaje, que ese viaje dura un tiempo, y durante ese tiempo hacemos algunas cosas hasta que el tiempo se nos agota. O más bien dicho, el vehículo llamado cuerpo se agota. Muy pocos tienen consciencia que nos desplazamos en otro vehículo mayor, llamado planeta tierra, que se desplaza a más de 110 mil kilómetros por hora cuando está acelerado (Perihelio) o a más de 103 mil kilómetros por hora cuando se desacelera (Afelio), con esa velocidad le damos una vuelta al sol cada 365 días, ciclo al que llamamos un año, Y a la vez somos jalonados por un vehículo mucho más grande que llamamos sol, que le da la vuelta a la galaxia junto con nosotros, cada 220 millones de años. A esta galaxia le hemos dado el nombre de Vía Láctea, igualmente le hemos dado nombres a otras miles de galaxias que componen el universo en un viaje a no se donde.

Las variables son espacio, tiempo y velocidad, y en medio de ello unos vehículos llamados cuerpos, planetas, y estrellas. Pero cuando aquietamos nuestras mentes, y a la vez aquietamos nuestros cuerpos, y en nuestro silencio interior, nos damos cuenta que todo ese movimiento, toda esa velocidad y todo ese espacio se detienen, parecen desaparecer y lo único que queda es una luz infinita que emana de todas partes, que lo contiene todo pues esa luz lo es todo, y tu eres parte de esa luz que está en todas partes. En ese instante te das cuenta que no estás en el tiempo, sino en la eternidad, que estás en la totalidad, y tu eres parte de esa luz todo abarcante, sientes que eres parte de esa Presencia absoluta que llamamos Dios y palpitamos con un solo sentimiento que llamamos Amor, en ese instante somos conscientes que el viaje ha terminado, pues una paz y un gozo infinito nos embargan, una sensación de plenitud nos cobija. Hemos despertado a la eternidad que somos, de un sueño que llamamos el mundo del tiempo y el espacio, en ese momento nos reiremos pues nunca hubo un viaje, tan solo fue un sueño, pues es imposible separarse de esa totalidad que llamamos Amor, pues esa es nuestra naturaleza, nada más lo es, ni nada más lo será.

Con la consciencia que todo el universo está contenido en nuestra mente, disfrutemos este viaje que llamamos vida, perdonando cada ilusión de separación hasta que despertemos a la Realidad inmortal que somos, a la Unidad de todo lo que es.

Bendiciones
💝🙏💝
Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s