LA ILUSIÓN DEL DESAMOR

LA ILUSIÓN DEL DESAMOR

Cuando establecemos relaciones especiales, y se presenta algún conflicto y separación, surge la pregunta de uno de los involucrados, de si la otra persona realmente le ha querido?. Pregunta errada.

Con esas preguntas tratamos de culpar al otro u otra, de nuestra frustración emocional, que llamamos desamor. Le damos rienda suelta al resentimiento, a los juicios y condenas y nos proclamamos víctimas de alguien que nos “hirió” con su desamor, y en este veredicto nos encerramos en nuestros resentimientos y en nuestro dolor.

Lo que no hacemos consciencia es que el Amor siempre te ha querido, como podría dejar de quererte si eres parte de Él. Una de nuestras dificultades en este mundo, es la confusión entre Amor y enamoramiento, entre libertad y apego.

Acusar a otros de nuestras carencias de amor, nos impide preguntarnos ¿si no fuimos nosotros los que nos alejamos del amor?, y la crisis emocional que creemos padecer no sea más que un efecto, siendo yo la causa.

Así que pregúntate cada vez que alguien parece alejarte de ti, si fueron tus juicios y condenas, las que ocasionaron la ilusoria “perdida” del amor? Si la causa no fue el resultado de querer imponer las cosas como tu querías? De lo que tu considerabas debería ser? Quizás si contestas honestamente estas preguntas, llegues a la conclusión que fuiste tú quien se alejó del amor. Pues el verdadero amor siempre une e integra, nunca separa. Por eso amor y libertad son lo mismo. No puedes amarrar ni secuestrar el amor pues este es libre por naturaleza, y lo que capturamos y queremos retener no son más que nuestros apegos, y nuestra falsa seguridad de retener cuerpos, que consideramos nos pertenecen mientras satisfacen nuestros deseos.

Podrás deambular por este mundo expresando tus resentimientos en forma de lamentos, deshojando margaritas de me quiere? O no me quiere? hasta que algún día volverás la mirada sobre ti, y descubrirás que eres la víctima de tus pensamientos de abandono y carencia, reconocerás que esos pensamientos no corresponden a tu verdadero Ser, y decides soltarlos y entregárselos a la Fuente infinita del Amor para que los deshaga con la luz de la Verdad. Ese es el perdón. Y ese día descubrirás que eres la fuente misma del amor, que no necesitas de nadie más que Dios para existir, y en ese momento decides compartir y extender tu amor por todo el universo. Ese día no harás más preguntas pues tu mismo/a eres la respuesta. Ese día será el más importante de tu vida, pues te habrás descubierto, ese día solo bailaras y reirás pues la vida es una sola danza de amor y gratitud. Entonces comprenderás que el amor no se clama, ni se reclama, pues nadie se negara a bailar con el amor mismo.

Y quizás te encuentres con alguien más que también ha liberado al amor de sus falsas creencias de separación y abandono, y decida danzar libremente contigo, en ese momento tu relación de odio o amor especial se ha transformado en una relación santa, un encuentro libre del amor con el amor, ese es el milagro del perdón.

Mientras tanto el Amor te seguirá esperando, eres tu quien crees haberte separado y quien debes dar el paso hacia el Él, pues el Amor siempre respetará tus decisiones equivocadas por el juicio y la condena, hasta que elijas mirar y mirarte de otra manera, hasta que decidas girar la mirada hacia tu corazón y contemplarte con la visión del Amor.

Decídete ahora a dar ese paso, no esperes más. Desde el tiempo las esperas pueden ser trágicas y dolorosas, pero recuerda que el Amor no está en el tiempo, ni se cuenta en el tiempo, está donde siempre ha estado en el no tiempo. Solo los que esperan creen que su realidad está en el tiempo y lo interpretan como un movimiento entre distancias, pero el amor no se puede atrapar en un pequeño espacio que llamamos cuerpo, ni siquiera cuando entrelazamos cuerpos, pues el Amor abarca la totalidad de la Existencia, es la Vida misma extendiéndose por toda la eternidad. Por eso cuando elijas el amor habrás dejado atrás el tiempo, habrás dejado atrás el pasado, pues estarás en un presente eternamente feliz, y te darás cuenta que el amor jamás te ha abandonado, pues tu eres el amor y es imposible que se pueda separar de ti ni por un solo instante.

Bendiciones
💝🙏💝
Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s