LECCIÓN 302

LECCIÓN 302

“Donde antes había tinieblas ahora contemplo la luz.”

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

La lección nos habla de un antes y un después. Antes veíamos tinieblas, problemas, conflictos, sufrimiento, enfermedad y muerte. Pero “ahora contemplo la luz.” se  ha producido un cambio, no en el mundo, sino en mi mente. Esos son los milagros que logramos a través del perdón. Pasamos de la falsa percepción a la verdadera percepción, a la visión de Cristo que nos permite contemplar un mundo perdonado y feliz.

Si nos fijamos en la construcción de la oración el tiempo siempre se pone en “ahora” no sólo por lo que hemos logrado con nuestro perdón, sino también, como respuesta a cualquier situación que parezca nublar nuestro día, es  “ahora” cuando podemos elegir el amor y el perdón y contemplar la luz en vez de la oscuridad.

ORACIÓN DEL DÍA:

“Padre, finalmente estamos abriendo los ojos. Tu santo mundo nos espera, pues por fin hemos recobrado la visión y podemos ver. Pensábamos que sufríamos. Pero era que nos habíamos olvidado del Hijo que Tú creaste.  Ahora vemos que las tinieblas son el producto de nuestra propia imaginación y que la luz está ahí para que la contemplemos. La visión de Cristo transforma las tinieblas en luz, pues el miedo no puede sino desaparecer ante la llegada del Amor. Que perdone hoy Tu santo mundo para poder contemplar su santidad y entender que no es sino el reflejo de la mía.”

Por muy oscura que me parezca cada situación, cada experiencia, siempre debo recordarme que “las tinieblas son el producto de nuestra propia imaginación” que todo lo que veo no es más que mi propia proyección mental, que lo que percibo son mis propias interpretaciones, y que lo único real es el amor. Hacerme responsable de mis pensamientos, es hacerme responsable de mi vida, de mi paz y de mi felicidad.

Gracias al perdón el recuerdo del amor aflora en mi consciencia. Al perdonar mis falsas creencias acerca del mundo de Dios, comprenderé que no es más que un reflejo del mío, descubro mi verdadera identidad, la reconozco, la acepto, la asumo.

“Nuestro Amor nos espera conforme nos dirigimos a Él y, al mismo tiempo, marcha a nuestro lado mostrándonos el camino.” El Amor de  Dios nos espera, y al mismo tiempo, a través del Espíritu Santo nos acompaña de regreso a casa. Por ello, el Amor “No puede fracasar en nada.”

El Amor de Dios se nos convierte en nuestro propósito, en nuestra meta, en nuestro fin. Pero a la vez el apoyo y la guía que recibimos de Jesús, del Espíritu Santo y de nuestros hermanos se convierte en el medio para regresar a nuestro Padre: “Él es el fin que perseguimos, así como el medio por el que llegamos a Él.”

PRACTICA:

Repasa el tema especial de esta sección, titulado “9. ¿Qué es el Segundo Advenimiento ?” Trate de leer y repetir cuantas veces puedas la idea  y la oración del día, y si logras   memorizarlas mucho mejor, hazla tuya, pues es la manera como buscaremos comunicarnos con Dios todos los días; luego guardamos silencio para escuchar Su amorosa respuesta, tal como nos lo dice Jesús a continuación:

“Y ahora aguardamos silenciosamente. Dios está aquí porque esperamos juntos. Estoy seguro de que Él te hablará y de que tú le oirás. Acepta mi confianza, pues es la tuya. Nuestras mentes están unidas. Esperamos con un solo propósito: oír la respuesta de nuestro Padre a nuestra llamada, dejar que nuestros pensamientos se aquieten y encontrar Su paz, para oírle hablar de lo que nosotros somos y para que Él Se revele a Su Hijo.” (L- 221.2:1-6)

No te olvides de realizar tus meditaciones cada mañana y cada noche, si puedes dedicarle media hora o más seria excelente, lo mismo que los recordatorios cada hora, y de responder a toda tentación con la idea del día, pero sobretodo que sea una práctica gratificante, pues ahora el tiempo pasa a un segundo plano. Cuando estamos con Dios el tiempo no existe pues estamos con el Señor de la eternidad. Los momentos que le dedicamos a Dios son instantes santos que nos dedicamos a nosotros mismos, a nuestro amor, nuestra paz y nuestra felicidad.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s