LECCIÓN 292

LECCIÓN 292

“Todo tendrá un desenlace feliz.”

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Nosotros creemos vivir un drama de conflictos y sufrimientos, y nos sentimos atrapados en el infierno que nosotros mismos inventamos. La dinámica de este mundo, tal como la piensa el ego, no tiene salida. Parece que estamos condenados a la carencia, al dolor, la enfermedad, el conflicto, la vejez y la muerte. Mientras proyectamos la culpa de lo que nos sucede a nuestros hermanos o a Dios. Pareciera que estuviésemos condenados por siempre a sufrir. De ahí que el mensaje que nos  trae Jesús es muy esperanzador: “Todo tendrá un desenlace feliz.” y esa luz de esperanza se fundamenta en la Voluntad de Dios. Y se nos presenta como una promesa de Dios: “Las promesas de Dios no hacen excepciones. Y Él garantiza que la dicha será el desenlace final de todas las cosas.” la promesa de Dios garantiza que el desenlace de este drama que creemos vivir, es la felicidad.

La  idea de la lección parece ubicarse en el tiempo, la palabra   “tendrá” escrita en futuro, unida a la palabra “promesa” del primer párrafo, pareciera que Dios se introduce en el tiempo y se relaciona con nosotros desde el tiempo. “De nosotros depende, no obstante, cuándo habrá de lograrse eso: hasta cuándo vamos a permitir que una voluntad ajena parezca oponerse a la Suya.” El anterior párrafo parece reforzar esta perspectiva desde el tiempo, con las  palabras “cuándo habrá de lograrse eso:” lo mismo sucede con otras frases posteriores, como:
“no hallaremos el final”
“ese final es seguro”
“Lo buscaremos y lo hallaremos,”

El Espíritu Santo sabe que este mundo, incluyendo el tiempo no existen. Pero el Espíritu Santo le asigna otra función al tiempo, la de ser un recurso de enseñanza, que será útil hasta que  la enseñanza haya culminado, en ese momento, tanto el mundo como el tiempo desaparecen, pues pasamos al estado del conocimiento todo abarcante de la eternidad en el Cielo. Desde esta perspectiva el Espíritu Santo parece conducirnos desde el tiempo al no tiempo, de otra manera sería más difícil comprender los mensajes que nos llegan desde la eternidad, pues nosotros creemos vivir en el tiempo.

La lección contrasta la voluntad del ego con la de Dios. Recordemos que la separación es el resultado de un sueño, de una  fantasía de pretender crear diferente a Dios, y al no rechazar esa idea loca, en vez de reírnos de nuestra demente idea, la hicimos real en una parte de nuestra mente. Esa mente incorrecta la llamamos ego, y pareciera tener una voluntad que desafía la de Dios. “Pues mientras pensemos que esa voluntad es real, no hallaremos el final que Él ha dispuesto sea el desenlace de todos los problemas que percibimos, de todas las tribulaciones que vemos y de todas las situaciones a que nos enfrentamos.” solo cuando dejemos de contraponer nuestra insignificante voluntad a la  de Dios, es cuando podremos ver una luz de esperanza en el oscuro túnel de este mundo, y comenzaremos a vislumbrar una salida que será inevitable, pues que podría oponerse a la Voluntad de Dios? “Mas ese final es seguro. Pues la Voluntad de Dios se hace en la tierra, así como en el Cielo.”

Así que ese final seguro y feliz  “Lo buscaremos y lo hallaremos, tal como dispone Su Voluntad, la Cual garantiza que nuestra voluntad se hace.” al  unir nuestra voluntad a la de Dios, el final  del sueño  de separación será seguro,  y la voluntad de Dios que yo sea feliz (L 101), aparecerá en mi  consciencia, pues fue una promesa que Dios me hizo en la eternidad y permanece para siempre, pues no está sujeta al desgaste del tiempo en la que las cosas parecen nacer y morir. La promesa que el Amor le hace al Amor está escrita en las inmutables letras de la eternidad, solo esperan mi despertar para seguirla disfrutando por siempre.

ORACIÓN DEL DÍA:

“Te damos gracias, Padre, por Tu garantía de que al final todo tendrá un desenlace feliz. Ayúdanos a no interferir y demorar así el feliz desenlace que nos has prometido para cada problema que podamos percibir y para cada prueba por la que todavía creemos que tenemos que pasar.”

Nuestra única función en este mundo es perdonar las  ilusiones que nos alejan de la verdad, y no interferir en la  Voluntad de Dios, dejándonos guiar por las amorosas manos del Espíritu Santo, y “Todo tendrá un desenlace feliz.”

Ayer, al finalizar la tarde, mi hermano salió de cirugía. El cirujano le dijo hoy que  la vesícula que le extrajeron ayer  se veía muy fea, por lo que debería permanecer otro tiempo mas en el hospital, mientras se examinan los resultados de patología y se evalúa  su recuperación. Hoy lo contemplo desde mi corazón y le sonrío diciéndole que “Todo tendrá un desenlace feliz.”

PRACTICA:

Repasa el tema especial de esta sección, titulado “8. ¿Qué es el mundo real?” Trate de leer y repetir cuantas veces puedas la idea  y la oración del día, y si logras   memorizarlas mucho mejor, hazla tuya, pues es la manera como buscaremos comunicarnos con Dios todos los días; luego guardamos silencio para escuchar Su amorosa respuesta, tal como nos lo dice Jesús a continuación:

“Y ahora aguardamos silenciosamente. Dios está aquí porque esperamos juntos. Estoy seguro de que Él te hablará y de que tú le oirás. Acepta mi confianza, pues es la tuya. Nuestras mentes están unidas. Esperamos con un solo propósito: oír la respuesta de nuestro Padre a nuestra llamada, dejar que nuestros pensamientos se aquieten y encontrar Su paz, para oírle hablar de lo que nosotros somos y para que Él Se revele a Su Hijo.” (L- 221.2:1-6)

No te olvides de realizar tus meditaciones cada mañana y cada noche, si puedes dedicarle media hora o más seria excelente, lo mismo que los recordatorios cada hora, y de responder a toda tentación con la idea del día, pero sobretodo que sea una práctica gratificante, pues ahora el tiempo pasa a un segundo plano. Cuando estamos con Dios el tiempo no existe pues estamos con el Señor de la eternidad. Los momentos que le dedicamos a Dios son instantes santos que nos dedicamos a nosotros mismos, a nuestro amor, nuestra paz y nuestra felicidad.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

2 respuestas a “LECCIÓN 292

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s