LECCIÓN 287

LECCIÓN 287

“Tú eres mi única meta, Padre mío, sólo Tú.”

Comentada por:
Oscar Gómez Díez

Recordemos que en lecciones anteriores, nos explicaban que creemos tener muchos problemas, y para cada problema buscamos una solución específica. El Curso nos dice que contrariamente a lo que pensamos, tenemos un solo problema y una sola solución. El problema es la creencia en la separación. La solución es volver a la unidad. En un principio nos puede parecer una simplificación. Pero en la medida que avanzamos en nuestro estudio y práctica nos vamos dando cuenta que tiene que ser así.
Dentro de la misma lógica se sitúa esta lección. Cuando nos plantea una sola meta: Dios.

Siempre me ha encantado la belleza y precisión del uso del lenguaje del Curso. Nos habla de meta no de objetivo o propósito, que si bien son parecidas, tienen sus diferencias.
Una meta es el fin hacia el que se dirigen las acciones o deseos. El prefijo meta nos viene del griego, que nos indica “más allá de”,  “después de”, por ejemplo, la palabra metafísica, más allá de lo físico, para referirse a los estudios filosóficos sobre el Ser absoluto, Dios, etc.
Lo que diferencia las enseñanzas del Curso de otras, es su radicalidad, es un sistema de pensamiento que no da lugar a dudas, que no permite que se infiltre pensamientos del ego.
Así que llegados a estas alturas del aprendizaje nos planteamos llegar a una sola meta: Dios, y todos los demás objetivos o propósitos que creemos tener se subordinan a la que será nuestra única  meta de ahora en adelante.  Para ayudarnos a tomar esta decisión la lección nos plantea una serie de preguntas que nos motivarán  a elegir a favor del amor y la paz:

“¿Adónde querría ir sino al Cielo?  ¿Qué podría substituir a la felicidad?  ¿Qué regalo podría preferir a la Paz de Dios?  ¿Qué tesoro querría buscar, hallar y conservar que pudiera compararse con mi Identidad?  ¿Cómo iba a preferir vivir con miedo en vez de con amor?”
Si contestamos positivamente estas preguntas, avanzaremos a hacerlas realidad en nuestras mentes, y la oración del día nos ayuda a reforzar nuestra meta:

ORACIÓN DEL DÍA:

“Tú eres mi meta, Padre mío.  ¿Qué otra cosa aparte de Ti podría desear? ¿Qué otro camino sino el que conduce a Ti querría recorrer? ¿Y qué otra cosa sino Tu recuerdo podría significar para mí el final de los sueños y de las substituciones fútiles de la verdad?  Tú eres mi única meta. Tu Hijo desea ser como Tú lo creaste.  ¿De qué otra manera, si no, podría esperar reconocer a mi Ser y volverme uno con mi Identidad?”

PRACTICA:

Repasa el tema especial de esta sección, titulado “7. ¿Qué es el Espíritu Santo?” Trate de leer y repetir cuantas veces puedas la idea  y la oración del día, y si logras   memorizarlas mucho mejor, hazla tuya, pues es la manera como buscaremos comunicarnos con Dios todos los días; luego guardamos silencio para escuchar Su amorosa respuesta, tal como nos lo dice Jesús a continuación:

“Y ahora aguardamos silenciosamente. Dios está aquí porque esperamos juntos. Estoy seguro de que Él te hablará y de que tú le oirás. Acepta mi confianza, pues es la tuya. Nuestras mentes están unidas. Esperamos con un solo propósito: oír la respuesta de nuestro Padre a nuestra llamada, dejar que nuestros pensamientos se aquieten y encontrar Su paz, para oírle hablar de lo que nosotros somos y para que Él Se revele a Su Hijo.” (L- 221.2:1-6)

No te olvides de realizar tus meditaciones cada mañana y cada noche, si puedes dedicarle media hora o más seria excelente, lo mismo que los recordatorios cada hora, y de responder a toda tentación con la idea del día, pero sobretodo que sea una práctica gratificante, pues ahora el tiempo pasa a un segundo plano. Cuando estamos con Dios el tiempo no existe pues estamos con el Señor de la eternidad. Los momentos que le dedicamos a Dios son instantes santos que nos dedicamos a nosotros mismos, a nuestro amor, nuestra paz y nuestra felicidad.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez

https://oscargomezdiez.com/

Una respuesta a “LECCIÓN 287

  1. Óscar el ES me habla tan claro y con tanto amor desde tus palabras escritas, el hacer las lecciones explicadas de la forma en que lo haces me ha llevado a otro nivel de entrenamiento, es como correr el maratón con la seguridad de que la preparación ha sido adecuada.

    Soy gratitud y te bendigo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s