LECCIÓN 270

LECCIÓN 270

“Hoy no utilizaré los ojos del cuerpo.”

Esta es otra lección sobre la visión de Cristo, aquella que logramos gracias al perdón, donde vemos un mundo inocente y feliz. Los ojos del cuerpo, que daban testimonio de los juicios y condenas que emitíamos contra nuestros hermanos, son sustituidos por la visión de Cristo, en la que contemplamos en paz la inocencia de nuestros hermanos. Ya no utilizaremos los ojos del cuerpo para ver enemigos, y castigarlos con nuestra mirada acusadora. En lugar de ello, hay una mirada amorosa que busca la unidad de todas las cosas que comparten la misma Fuente creadora que nos dio vida.

ORACIÓN DEL DÍA:

“Padre, la visión de Cristo es el don que me has dado, el cual tiene el poder de transformar todo lo que los ojos del cuerpo contemplan en el panorama de un mundo perdonado. ¡Cuán glorioso y lleno de gracia es ese mundo! No obstante, ¡cuánto más podré contemplar en él que lo que puede ofrecerme la vista! Un mundo perdonado significa que Tu Hijo reconoce a su Padre, permite que sus sueños sean llevados ante la verdad y aguarda con gran expectación el último instante de tiempo en el que éste acaba para siempre, conforme Tu recuerdo aflora en su memoria. Y ahora su voluntad es una con la Tuya. Ahora su función no es sino la Tuya Propia, y todo pensamiento salvo el Tuyo ha desaparecido.”

La visión de Cristo es un don que Dios nos ha dado, es la capacidad que tenemos de transformar nuestra percepción falsa, resultado de nuestros juicios y ataques, por una percepción verdadera, resultado de nuestro perdón, de ver más allá de nuestros errores, y contemplar con bondad la inocencia de nuestros hermanos.
La visión de Cristo nos muestra un mundo perdonado, un sueño feliz. ¿Después de ello, que nos resta por hacer?  Solo        “aguarda con gran expectación el último instante de tiempo en el que éste acaba para siempre,” si hemos sanado todo nuestro pasado, y entregado el futuro en las manos de  Dios, sólo queda un eterno presente, al tiempo le ha llegado su fin. Hemos unificado nuestra voluntad con la de Dios, nuestra mente se unido con la Mente de Dios, ya no y tenemos pensamientos separados, estamos listos para regresar a nuestro Hogar.

“El sosiego de hoy bendecirá nuestros corazones y, a través de ellos, la paz descenderá sobre todo el mundo.” un mundo perdonado es un mundo en paz, ¿que otra bendición podríamos pedir además de la paz?

“Cristo se convierte en nuestros ojos hoy. Y mediante Su vista le ofrecemos curación al mundo a través de Él, el santo Hijo que Dios creó íntegro; el santo Hijo a quien Dios creó como uno solo.” si logramos mirar a través de los ojos de Cristo, podremos sanar al mundo, y unir toda la Filiación en un solo propósito de paz y amor.

PRACTICA:

Repasa el tema especial de esta sección, titulado “5. ¿Qué es el cuerpo?” Trate de leer y repetir cuantas veces puedas la idea  y la oración del día, y si logras   memorizarlas mucho mejor, hazla tuya, pues es la manera como buscaremos comunicarnos con Dios todos los días; luego guardamos silencio para escuchar Su amorosa respuesta, tal como nos lo dice Jesús a continuación:

“Y ahora aguardamos silenciosamente. Dios está aquí porque esperamos juntos. Estoy seguro de que Él te hablará y de que tú le oirás. Acepta mi confianza, pues es la tuya. Nuestras mentes están unidas. Esperamos con un solo propósito: oír la respuesta de nuestro Padre a nuestra llamada, dejar que nuestros pensamientos se aquieten y encontrar Su paz, para oírle hablar de lo que nosotros somos y para que Él Se revele a Su Hijo.” (L- 221.2:1-6)

No te olvides de realizar tus meditaciones cada mañana y cada noche, si puedes dedicarle media hora o más seria excelente, lo mismo que los recordatorios cada hora, y de responder a toda tentación con la idea del día, pero sobretodo que sea una práctica gratificante, pues ahora el tiempo pasa a un segundo plano. Cuando estamos con Dios el tiempo no existe pues estamos con el Señor de la eternidad. Los momentos que le dedicamos a Dios son instantes santos que nos dedicamos a nosotros mismos, a nuestro amor, nuestra paz y nuestra felicidad.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez


https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s