LECCIÓN 193

LECCIÓN 193

“Todas las cosas son lecciones que Dios quiere que yo aprenda.”

Esta lección continua profundizando el tema del perdón que vimos ayer.

Todo el Curso de Milagros es una reinterpretación de la teología judeo cristiana. Corrige los aspectos duales y llenos de juicio de la Biblia y válida los  no dualistas y  ausentes de juicio y culpa, que propugnan por la unidad, el amor, la  paz y el perdón.

El título de la lección de hoy es un ejemplo de ello: “Todas las cosas son lecciones que Dios quiere que yo aprenda.”  en la  tradición judeo cristiana se suele decir que toda experiencia negativa o dolorosa es un castigo de Dios o una prueba que Dios nos ha puesto. Pero Dios al ser solo Amor, sin opuestos, ni castiga ni somete a nadie a pruebas, pues goza de perfecta confianza y certeza sobre Su Creación.

Lo mismo sucede con el concepto de aprendizaje, que es propio de este mundo de la percepción en el que creemos vivir. “El aprendizaje es algo que le es ajeno a Dios.”  Dios existe en el ámbito del conocimiento de la totalidad, lo sabe todo, lo conoce todo, es Omnisciente.  De ahí que  “Dios no percibe en absoluto.” ni cuenta con órganos de percepción como ojos, oídos, tacto, etc. el Conocimiento de  la totalidad de Dios no está limitado por tan precarios instrumentos de percepción.

Dios no necesita aprender nada, y metafísicamente nosotros como Su Hijo, creados a Su semejanza tampoco. Pero nuestra mente dividida que cree vivir separada de su Padre y que cree vivir en este mundo de la percepción si que necesita aprender. Y esa es la función del Espíritu Santo, enseñarnos a ver este mundo de otra manera, a abandonar la percepción falsa llena culpa, juicios y ataques a  enseñarnos una percepción verdadera basada en el amor y el perdón. Aprendemos a cuestionar el mundo dual basado en opuestos, conflictos y contradicciones, para percibir un mundo basado en la unidad, la armonía y la paz.

“Dios no ve contradicciones. Sin embargo, Su Hijo cree verlas. Por eso tiene necesidad de Alguien que pueda corregir su defectuosa manera de ver y ofrecerle una visión que lo conduzca de nuevo al lugar donde la percepción cesa.” ese Alguien es el Espíritu Santo.

Si para nosotros este mundo pincelado por la culpa, el sufrimiento, la enfermedad y la muerte, es nuestro infierno, para el Espíritu Santo en su labor docente, nos enseña a verlo de otra manera, como un aula de clase, en la que perdónanos cada percepción falsa, cada juicio, cada ataque, cada resentimiento o desdicha, hasta que podamos percibirlo desde el amor y la paz que  somos, este cambio, esta nueva manera de ver el mundo, el Curso lo denomina la percepción verdadera.

Así que el contenido fundamental de las enseñanzas del Espíritu Santo, es este:

“Perdona, y verás esto de otra forma.”

En vez de quejarnos o lamentarnos por cada situación dolorosa que experimentemos, o señalar a Dios como la fuente de nuestro dolor, el Espíritu Santo nos enseña esta sencilla lección:

“Perdona, y verás esto de otra forma.”

“Es cierto que no parece que todo pesar no sea más que una falta de perdón.” percibimos que lo que nos ocurre aparenta suceder fuera de nosotros, por lo que nos sentimos víctimas de los otros o de las circunstancias. La mayoría de las veces no consideramos que la causa está en nuestra mente, y que la solución está en nuestra mente. La culpa anida de manera inconsciente en nuestra mente y para deshacernos de ella la proyectamos sobre el mundo y nuestros hermanos, así damos origen al juicio, al conflicto y al ataque.

“Perdona, y verás esto de otra forma.”

“Éstas son las palabras que el Espíritu Santo te dice en medio de todas tus tribulaciones, todo dolor y todo sufrimiento, sea cual sea la forma en que se manifiesten.”

“Éstas son las palabras con las que a la tentación le llega su fin, y la culpabilidad, abandonada ahora, deja de ser objeto de reverencia.”

” Éstas son las palabras que ponen fin al sueño de pecado y eliminan todo miedo de la mente. Éstas son las palabras mediante las cuales al mundo entero le llega la salvación.”

“¿No deberíamos acaso aprender a decir estas palabras cada vez que nos sintamos tentados de creer que el dolor es real y la muerte se vuelva nuestra elección en lugar de la vida?”

“¿No deberíamos acaso aprender a decirlas una vez que hayamos comprendido el poder que tienen para liberar a todas las mentes de la esclavitud?”

INDICADORES DEL PERDÓN:

En nuestra práctica cotidiana de perdón, de vez en cuando nos surge la pregunta, si realmente logré perdonar una situación? Si realmente logré sanar mi mente?

“¿Cómo puedes saber cuándo estás viendo equivocadamente o cuándo no está alguien percibiendo la lección que debería aprender?”

Para responderte a ti mismo, debes hacerte estas preguntas:

“¿Parece ser real el dolor en dicha percepción? Si lo parece, ten por seguro que no se ha aprendido la lección, y que en la mente que ve el dolor a través de los ojos que ella misma dirige permanece oculta una falta de perdón.”

Si no experimentas paz es un indicador que aún tienes que continuar explorando en tu mente que pensamientos debes aún perdonar.

PRACTICAR EL PERDÓN CON PERSISTENCIA:

Si bien el tiempo es un  intento del ego de negar la eternidad, el Espíritu Santo lo reinterpreta, y le asigna un nuevo propósito: utilizarlo para nuestro aprendizaje.

“Para eso se hizo el tiempo. Úsalo hoy para lo que es. Dedica, mañana y noche, el tiempo que puedas a lo que éste tiene como propósito, y no permitas que el tiempo que dediques sea menos que el que sea necesario para satisfacer tu más imperiosa necesidad.”

” Da todo lo que puedas, y luego da un poco más. Pues ahora nos levantaremos apresuradamente e iremos a casa de nuestro Padre.”

“Hemos estado ausentes demasiado tiempo y ya no queremos seguir demorándonos más aquí.”

“Según practicamos, pensemos en todas las cosas con las que nos hemos quedado para resolverlas por nuestra cuenta y que hemos mantenido fuera del alcance de la curación. Entreguémoselas a Aquel que sabe cómo contemplarlas de manera que desaparezcan.”

“La verdad es Su mensaje; la verdad es Su enseñanza. Suyas son las lecciones que Dios quiere que aprendamos.”

“PRÁCTICAS CORTAS Y FRECUENTES:

Jesús nos motiva a practicar cada hora la lección del perdón.

“Trata de aplicarla a lo acontecido en esa hora, de manera que la próxima esté libre de todo ello.”  Esto quiere decir que cada hora revisa los pensamientos de juicio o culpa que tengas y los perdonas. Para que tu próxima hora esté libre de culpas y resentimientos. Y esto tendrá un efecto sobre tu percepción del tiempo, pues  “De esta manera, las cadenas del tiempo se desatarán fácilmente.” Toda sanación es una sanación del pasado.
“No dejes que ninguna hora arroje su sombra sobre la siguiente, y cuando haya transcurrido, deja que todo lo acontecido se vaya con ella.”

“De este modo, permanecerás libre y en paz eterna en el mundo del tiempo.”

RESPUESTA A LA TENTACION:

“Repite estas mismas palabras ante toda aprensión, preocupación o sufrimiento.”

“Perdonaré, y esto desaparecerá.”

“Y entonces estarás en posesión de la llave que abre las puertas del Cielo y que hace que el Amor de Dios el Padre llegue por fin hasta la tierra para elevarla hasta el Cielo.”

“Dios Mismo dará este paso final. No te niegues a dar los pequeños pasos que te pide para que puedas llegar hasta Él.”

Si aceptamos que cada situación que experimentemos en este mundo son lecciones de aprendizaje, oportunidades para perdonar y sanar nuestras mentes, dejaremos de sentirnos víctimas de las circunstancias,  asumimos la  responsabilidad de nuestros pensamientos, podremos ver el mundo de otra manera, podremos ver a nuestros hermanos como lo que son, Hijos de Dios  como yo, y no nuestros enemigos, entonces la paz llegará a mi mente, el amor aflorara en mi corazón y la risa reemplazará todas mis supuestas tribulaciones, pues el perdón ha restablecido la verdad de lo que soy, y solo puedo reírme de las ilusiones que había inventado, he aprendido las lecciones, he deshecho el ego y me encamino hacia mí Padre lleno de gozo y gratitud.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez


https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s