LECCIÓN 158

LECCIÓN 158

“Hoy aprendo a dar tal como recibo.”

Hoy vamos aprender a dar con la visión de Cristo, a ver la inocencia de todos nuestros hermanos, de verlos con los ojos del amor y el perdón, pues eso es lo que hemos recibido de nuestro Padre, Su Conocimiento y Su Amor cuyo reflejo recibimos en este mundo.

Esta es una hermosa y profunda lección en la que vamos a conocer el significado metafísico de conceptos tales como Conocimiento, experiencia, visión de Cristo, el tiempo, dar y recibir. Así mismo, la consciencia de que logramos a través del aprendizaje y que nos llega a través de la experiencia, del Conocimiento y del Amor, que perteneciendo al estado del Cielo, nos llega como reflejo del perdón y el amor en este mundo

El concepto Conocimiento, es un atributo de Dios, es Su capacidad todo abarcante, Su capacidad de conocer la totalidad de la Creación, es igual a Omnisciente, que es la cualidad de saberlo todo, tal como nos dice la Biblia “Dios lo sabe todo” (1 Juan 3:20). En este mundo no tenemos acceso al conocimiento, pero podemos experimentar su reflejo cuando conectamos con nuestro Ser, de ahí que esta lección parece equiparar conocimiento a experiencia.

Cómo fuimos creados a Su semejanza, quiere decir que el Hijo de Dios también goza del atributo del Conocimiento, de la omnisciencia. Esa es nuestra herencia natural, que la hemos olvidado tras la separación. Pero las ideas no abandonan su fuente, si somos una idea en la Mente de Dios, tanto el recuerdo de Dios como Su Conocimiento permanecen en nuestra mente, así sea en estado latente, hasta que despertemos de este sueño de separación. Así que la lección empieza a decirnos que se nos ha dado de parte de Dios

“Se te ha dado el conocimiento de que eres una mente, de que te encuentras en una Mente y de que no eres sino mente, por siempre libre de pecado y totalmente exento de miedo al haber sido creado del Amor.” esta es nuestra herencia natural, pues seguimos siendo tal como Dios nos creó, una mente eterna, impecable y amorosa. Y eso se nos dio en forma de Conocimiento, que no se puede perder, ni modificar, pues es tan inmutable como Dios mismo. Todos lo hemos recibido, pues todos gozamos de los mismos atributos del Padre.

Ahora el Conocimiento tiene unas características que no son de este mundo, no se puede enseñar y tampoco aprender, el Conocimiento es, se tiene por nuestra condición de Hijos de Dios.
El Conocimiento, “La experiencia, a diferencia de la visión, no se puede compartir de manera directa.” aquí se introduce una diferencia entre experiencias y visión, entre Conocimiento y visión de Cristo, que es importante que tengamos en cuenta.

La experiencia, el Conocimiento no se puede ver, enseñar ni aprender, no se puede compartir de manera directa, en este mundo es algo que está más allá de nuestras posibilidades limitadas por el cuerpo y la percepción, pero que se nos revelará en su debido momento. En cambio la visión, si es algo que podemos aprender, enseñar, y compartir de manera directa. La visión de Cristo la alcanzamos a través del perdón y el amor, que nos libera de la culpa y de los juicios que hacíamos contra nuestros hermanos, al no proyectar culpa sobre ellos, ahora vemos su inocencia, la luz del amor que siempre había estado ahí, pero que la teníamos velada por el ego con sus culpas y ataques.

“La visión de Cristo está regida por una sola ley. No ve el cuerpo” sólo ve el amor. Más allá de los cuerpos, del mundo de las formas, ve el Hijo que Dios creó. Y se nos explica las características de la visión de Cristo:
“Contempla una luz que se encuentra más allá del cuerpo; una idea que yace más allá de lo que puede ser palpado; una pureza que no se ve menguada por errores, por lamentables equivocaciones, o por los aterrantes pensamientos de culpabilidad nacidos de los sueños de pecado.” esto es el perdón, la capacidad de ver a nuestros hermanos mucho más allá del error, es la capacidad de ver por encima del manto de la culpabilidad, ver su luz y su inocencia.

La visión de Cristo ” No ve separación. Y contempla a todo el mundo, y todas las circunstancias, eventos o sucesos, sin que la luz que ve se atenúe en lo más mínimo.” quien tiene de la visión de Cristo, goza de una paz que no se altera por ninguna circunstancia o evento, y seguirá viendo la luz del amor sin que esta disminuya.
Esto lo podemos aprender a través del perdón, y todo aquel que lo quiera alcanzar debe enseñarlo. Este mundo no puede dar nada que se le asemeje, pues es un mundo fabricado para ver separación y conflicto por doquier.

PRÁCTICA LARGA:

Aquiétate durante 5 minutos como mínimo, o hasta 15 ó 30 minutos, de acuerdo a tu disposición, en dos ocasiones en el transcurso del día, preferiblemente una en la mañana y la otra en la noche. Respira lenta y profundamente y mientras te vas relajando con la respiración, ve introduciendo en tu consciencia las siguientes palabras:

“Hoy aprendo a dar tal como recibo.”

Y en la medida que te relajas, y en profundo silencio interior, le pides al Espíritu Santo que te ayude a ver a todos tus hermanos con la visión de Cristo, con la visión del perdón y del amor.

“Y esto es lo que vas a dar hoy: no ver a nadie como un cuerpo y saludar a todo el mundo como el Hijo de Dios que es, reconociendo que es uno contigo en santidad.”

Así es como sus pecados le son perdonados, pues la visión de Cristo tiene el poder de pasarlos a todos por alto.”

“En Su perdón se desvanecen. Al ser imperceptibles para el Uno, simplemente desaparecen, pues la visión de la santidad que se halla más allá de ellos viene a ocupar su lugar.”

De esta manera es como aprendemos a dar tal como recibimos. Así como el Espíritu Santo nos ve inocentes, así veremos a nuestros hermanos. De la misma manera la visión de Cristo nos contempla a nosotros.

PRÁCTICAS CORTAS Y FRECUENTES:

Nos sentaremos un par de minutos cada hora, en silencio a reiterar nuestro único propósito, de pedir ver a nuestros hermanos con la visión de Cristo, a perdonar todo aquello que nos impida ver la inocencia en ellos, pues de lo contrario, no vería mi propia inocencia, así que me lo recordaré diciendo:

“Hoy aprendo a dar tal como recibo.”

Nuestra práctica de hoy consiste en ver todo con los ojos de Cristo, renunciando a todo juicio y ataque, a perdonar todo pensamiento de culpa y condena, a percibir sólo amor e inocencia en cada hermano que se cruce en nuestro camino.

“Esta lección no es difícil de aprender si recuerdas que en tu hermano te ves a ti mismo.”*

“Si él se encuentra inmerso en el pecado, tú también lo estás; si ves luz en él, es que te has perdonado a ti mismo tus pecados.”

“Cada hermano con quien hoy te encuentres te brinda una nueva oportunidad para dejar que la visión de Cristo brille sobre ti y te ofrezca la paz de Dios.”

Dar y recibir es un principio universal, que a nivel mental son lo mismo y se producen simultáneamente. La ilusión del tiempo lineal nos hace creer que hay una brecha de tiempo entre el dar y el recibir, pero es solo una ilusión, como todo en este mundo. El Amor se encuentra en la eternidad, y se extiende a sí mismo, cuando se da se recibe inmediatamente pues el tiempo no existe. Nuestra mente real es intemporal, y cuando vemos a nuestros hermanos con la visión de Cristo los estamos viendo tal como fueron creados en la eternidad, y al verlos así, ellos también nos verán con los ojos del amor y la inocencia. Por eso enseña solo amor, pues eso es lo que eres, eso es lo que significa dar y recibir, da lo que eres realmente, pues es lo que el Cielo siempre te ha dado en una abundancia y generosidad sin límites, pues el Amor no tiene límites, simplemente es, siempre ha sido y siempre será.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez
💝🙏💝

Visita:
https://oscargomezdiez.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s