EL CANTO DE LA ORACIÓN

“EL CANTO DE LA ORACIÓN”

Introducción.

El Canto de la oración es un precioso texto dictado por Jesús a Helen Schumann, entre septiembre y noviembre de 1977, un año después de la primera edición impresa de Un Curso de Milagros,
El Canto de la oración y Psicoterapia, forman un documento anexo, que se imprimió por separado del libro, hasta hace pocos años y que en la actualidad hace parte integral  de las últimas ediciones del Curso, Es un documento  coherente con las enseñanzas del Curso que profundiza en  la oración y la psicoterapia, sobre los ejes transversales del curso: perdón, oración y curación.
El Anexo como he mencionado está compuesto por dos textos cortos que se publican con los siguientes títulos:
1. Psicoterapia:
propósito, proceso y práctica.
2. El Canto de la oración:
la oración, el perdón y la curación.
Este es un documento breve que llegó a este mundo de la misma forma que el resto del curso, por la canalización de Helen. Hoy quiero invitarles a profundizar  en el poder sanador de la oración, para ello  comentaremos por epígrafes El Canto de la Oración, en esta entrega nos ocuparemos de la introducción. .
“La oración es el mayor regalo con el que Dios bendijo a Su Hijo cuando lo creó.” con este texto nos está haciendo una afirmación extraordinaria. La oración es una bendición del Padre a Su Hijo cuando lo creó. En otras palabras la oración surge en el momento de la creación del Hijo, mucho antes que surgiera el tiempo.
“Ya era entonces aquello que habría que llegar a ser:  la única voz que el  Creador y la creación comparten; el canto que el Hijo entona al  Padre,  Quien le devuelve las gracias que el canto Le Brinda.” este otro párrafo además de hermoso es sorprendente, nos está diciendo que la oración es “la única Voz,”  la única forma de comunicación entre el Padre y el Hijo. El Padre bendice al Hijo y el Hijo alaba al Padre en un permanente canto de amor.

“La armonía es perpetua, y perpetua  es también la gozosa concordia de amor que eternamente Ambos se profesan el Uno al Otro.” esta es una descripción sobre cómo viven Padre e Hijo en el estado del Cielo, en una perpetua y gozosa armonía de quienes se profesan un Amor mutuo y eterno. “Y de este modo se extiende la Creación.” recordemos que todo acto de creación, no es mas que una extensión del amor, y este se extiende de manera infinita, no puede ser de otra manera, ni podrá ser de otra manera, pues el Amor al no conocer opuestos sólo puede extenderse y extenderse de manera infinita y gozosa.

“Dios da gracias a Su extensión en Su Hijo.” es en esta relación de mutua gratitud,  la mejor expresión del principio de dar y recibir: un flujo permanente y eterno de dar y recibir amor.

“El Hijo da gracias por su creación en el canto que entona mientras crea en Nombre de su Padre.” y la más sublime expresión de gratitud del Hijo hacia el Padre, es crear en  Su nombre.

“El amor que comparten es lo que toda oración habrá de ser por toda la eternidad, cuando al tiempo le llegue su fin.” aquí nos está dando otra definición de la oración: un amor compartido, que durará por toda la eternidad.

“Porque así era antes de que el tiempo pareciese existir.” la oración y el amor han existido desde siempre, desde el momento de la creación, durante la  existencia del tiempo, cuando termine el tiempo, y continuará siendo así durante toda la eternidad.

LA FUNCIÓN DE LA ORACIÓN EN ESTE MUNDO:

“Para ti que te encuentras brevemente en el tiempo, la oración toma la forma que mejor satisfaga su necesidad. Sólo tienes una.” aquí aterrizamos a la oración en este mundo regido por el tiempo. Debido a nuestra falsa percepción, a la distorsión que nos genera nuestra mente falsa, vamos a creer que la oración tiene otros propósitos, y va adquirir la forma que nuestro ego quiere y puede manifestar. Creemos que tenemos muchas necesidades y que la oración es para pedir por ellas. Pero sólo tenemos una necesidad. Como nos recuerda el Curso, un solo problema, una sola solución. Nuestro único problema es la creencia en la separación, la única solución es volver a la unicidad con nuestro Padre y con toda Su creación.

“Lo que Dios Creó uno debe reconocer su unidad, y alegrarse de que lo que las ilusiones parecían separar es uno por siempre en la Mente de Dios.” para sanarnos debemos perdonar nuestra creencia en la separación, y alegrarnos que las ilusiones nunca podrán separar lo que está eternamente unido a la Mente de Dios.

“La oración debe ser ahora el medio por el que el Hijo de Dios abandona sus metas e intereses separados, y se dirige en Santo júbilo a la verdad de la unión con su padre y consigo mismo.” este párrafo nos explica la función que debe tener la oración en este mundo. El medio para abandonar las metas e intereses separados, y dirigirnos jubilosamente hacia nuestro Padre.

“Abandona tus sueños, Santo hijo de Dios, y alzándote tal como Dios te creó,  prescinde de los ídolos y acuérdate de Él.”  Este es un llamado a nuestro  despertar del sueño de separación. Nos pide que nos olvidemos del ego y sólo recordemos a Dios.

“La oración te sustentará ahora y te bendecirá según elevas tu corazón a Él en un canto ascendente que se eleva muy alto,  y luego más alto aún, hasta que tanto lo alto como lo bajo desaparecen.” la oración será un importante soporte en nuestra sanación y despertar. En este mundo se nos irá enseñando distintos niveles de oración, de acuerdo a nuestro nivel de consciencia, en una escalera ascendente hasta que lleguemos a los niveles más avanzados de oración, ”según elevas tu corazón a Él”

“La fe en tu objetivo crecerá y te apoyará a medida que asciendas por la luminosa escalera que te lleva a las Praderas celestiales y al umbral de la paz.” si hacemos del despertar de este sueño de separación nuestro propósito, nuestra fe crecerá en la medida que ascendamos por la escalera de la oración, en la medida que perdonamos nuestras creencias en ser carentes e incompletos, pasaremos de una oración de plegaria para pedir cosas específicas a una oración en la que no pides nada y das gracias por todo.

“Pues esto es la oración, y ahí se encuentra la salvación.  Éste es el camino.  Éste es el regalo que Dios te hace.” la salvación pasa por el perdón y la oración, este es el camino de la sanación de nuestra mente, y en la medida que nuestra mente se vaya liberando de las ataduras del ego, se irá elevando para dar gracias a Dios por todos sus regalos recibidos.

En este mundo estamos acostumbrados a usar la oración como una plegaria, como una petición para que se nos dé todo aquello que creemos carecer. En este mundo usamos la oración para buscar suplir nuestras carencias. Pues al separarnos perdimos nuestra plenitud, y buscamos completarnos de múltiples maneras: relaciones de pareja, tener posesiones, prestigio o poder. El principal verbo que motiva al ego es tener, mientras el Espíritu Santo nos va a enseñar que nuestro principal verbo es Ser. Sigamos este fascinante viaje en el que ascenderemos de las formas más elementales de oración, hasta los peldaños más altos, en la que expresamos una gozosa gratitud por el amor que somos y por el amor que hemos sido al lado de nuestro Padre por siempre jamás.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s