LECCIÓN 137

LECCIÓN 137

“Cuando me curo no soy el único que se cura.”

Si en la lección 136 aprendimos que la sanación se logra cuando permitimos que se reestablezca la verdad de lo que somos en nuestras mentes, en esta lección nos plantea que la sanación es el resultado del restablecimiento de la unicidad entre las mentes de los Hijos de Dios con la Mente de Su Padre, a través de compartir la curación. Esta es otra aplicación del principio de dar y recibir.

El ego nos ha hecho creer que somos cuerpos separados y mentes separadas. La enfermedad da testimonio de la separación. “La enfermedad es aislamiento.” “Aislarse uno de los demás y rehusar la unión es lo que da lugar a la enfermedad.” La enfermedad parece otorgarle al cuerpo el poder de hacer real la separación, al “mantener a la mente en solitario confinamiento, dividida en pedazos y sujeta por una sólida muralla de carne enfermiza que no puede trascender.” la enfermedad nos hace creer que la mente es la prisionera del cuerpo, con lo que se distorsiona nuestra realidad. El cuerpo no es más que un instrumento de la mente, cuyas culpas, miedos y ataques los descarga sobre el cuerpo, y al enfermar este, creemos que es independiente de la mente. Buscamos curar el cuerpo, ignorando la causa, esto es, la mente.

La curación se logra al “comprender que el cuerpo no tiene el poder de atacar la universal unicidad del Hijo de Dios.” La curación es el resultado de nuestra decisión de ser una sola mente, nuestros hermanos ya no serán “los otros” o mis enemigos, sino que son parte integral de mi único Ser. “Curar es meramente aceptar lo que siempre ha sido la simple verdad, lo cual seguirá siendo exactamente como siempre fue.”

El perdón y la curación tienen similitudes complementarias: “Así como el perdón pasa por alto todos los pecados, que nunca se cometieron, la curación desvanece las ilusiones que jamás tuvieron lugar.” Así como el perdón sana nuestra creencia en el pecado, pasando por alto todos los errores, la curación desvanece las ilusiones de creer que el cuerpo es real y que puede enfermar aparte de la mente que lo gobierna. “Así como el perdón desvanecerá con su luz todo pecado y el mundo real ocupará el lugar de lo que has fabricado, asimismo la curación reemplazará las fantasías de enfermedad con las que nublas la simple verdad.”

La lección nos describe algunas de las características de la curación de nuestra mente:

“La curación es libertad.” pues libera nuestra mente de la supuesta esclavitud del cuerpo.

“La curación es algo que se comparte.” al curarme ayudó a curar a mis hermanos.

“La curación es fuerza.” su tierna mano, trasciende la debilidad del cuerpo y la enfermedad, la mente recupera su libertad y fortaleza para unirse a otras mentes.
Si el ego nos ha ofrecido miedo, culpa, enfermedad y sufrimiento, el Espíritu Santo es la alternativa del amor que nos ofrece perdón y curación

“Mas nunca te curas solo.” cuando mi mente se cura, reconozco mi unidad con mis hermanos y con Dios, se restablece la unicidad de toda la Filiación.

PROPÓSITO:

Restablecer la unidad de las mentes del Hijo de Dios con nuestro Padre, compartiendo la curación, de tal manera que “sólo la verdad ocupe nuestras mentes; que los pensamientos de curación vayan en este día desde lo que ya se ha curado a lo que todavía tiene que curarse, conscientes de que ambas cosas ocurrirán al unísono.”

PRÁCTICA LARGA:

Aquiétate durante 10 minutos, en dos ocasiones en el transcurso del día, preferiblemente una en la mañana y la otra en la noche. Respira lenta y profundamente y mientras te vas relajando con la respiración, ve introduciendo en tu consciencia las siguientes palabras:

“Cuando me curo no soy el único que se cura.”
“Y quiero compartir, mi curación con el mundo, a fin de que la enfermedad pueda ser erradicada de la mente del único Hijo de Dios, Quien es mi único Ser.”

Y en la medida que estas palabras se asientan en tu consciencia, te relajas y te dejas ir de la mano de Quien con la luz de la verdad y el amor viene a restablecer la unidad de nuestras mentes, compartiendo la curación con todos nuestros hermanos, sanándolos de toda creencia en la separación y la enfermedad.

“Permite que la curación se efectúe a través de ti hoy mismo.”

“Y mientras reposas serenamente, prepárate a dar tal como recibes, a conservar únicamente lo que das y a recibir la Palabra de Dios para que ocupe el lugar de todos los pensamientos absurdos que jamás se concibieron.”

“Ahora nos unimos para curar todo lo que antes estaba enfermo y para ofrecer bendiciones allí donde antes reinaba el ataque.”

PRÁCTICA CORTAS Y FRECUENTES:

Cada hora, preferiblemente a la hora en punto, “recordaremos que nuestra función es permitir que nuestras mentes sean curadas, para que podamos llevar la curación al mundo e intercambiar la maldición por bendiciones, el dolor por la alegría y la separación por la paz de Dios.”
Así que cada hora del día recordaremos nuestro propósito con el siguiente pensamiento:

“Cuando me curo no soy el único que se cura.” “Y quiero bendecir a mis hermanos, pues me curaré junto con ellos, tal como ellos se curarán junto conmigo.”

El perdón reconoce la verdad e ignora el error. La curación niega la realidad del cuerpo, y que este sea la causa de la enfermedad, y al reconocer la verdad de lo que somos sana la mente. Al sanar nuestra mente restablecemos la consciencia de unidad con mis hermanos y con nuestro Padre.
Con la certeza que nunca me curo solo, y cuando elijo sanar mi mente, estoy sanando todas las mentes a través de mis bendiciones. El amor al unir y sanar a todo lo que se creía separado y enfermo, restablece la verdad de lo que somos: el perfecto Hijo de Dios, inocente, impecable e integro
Bendiciones

Oscar Gómez Díez
💝🙏💝

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s