LECCIÓN 135

LECCIÓN 135

“Si me defiendo he sido atacado.”

Esta lección nos va va enseñar que toda defensa es un ataque. Es el resultado del miedo de que algo o alguien nos puede hacer daño. Por lo tanto, nos prepararnos para defendernos.

Que es lo que se defiende de un ataque: el cuerpo y el pequeño “yo” psicológico que se identifica con el cuerpo, a quien el ego considera su posesión más valiosa. Proteger el cuerpo se convierte en su principal propósito. Esto es lo que va a cuestionar la lección.

Todo miedo no es más que el miedo a la condena y al castigo, producto de la culpa originada en la creencia del pecado. Esa es causa de los pensamientos de ataque que justifican las defensas, que a la vez justifican nuevos juicios y ataques, en una espiral de pensamientos dementes, de los que es muy difícil escapar sin ayuda.

La construcción de defensas le dan realidad a los pensamientos de ataque. El peligro que piensas no existe, sólo existe en la mente que las piensa.
Así que el miedo nos va a llevar a construir toda una industria de defensa y ataque, que se auto justifican a través del miedo al otro: “Y todas sus estructuras, pensamientos y dudas, sus castigos y su pesado armamento, sus definiciones legales y sus códigos, su ética, sus líderes y sus dioses, no hacen sino perpetuar esta sensación de amenaza.”
El Curso hace una excelente descripción de la psicología del miedo: “Las defensas son atemorizantes. Surgen del miedo, el cual se intensifica con cada defensa adicional.”. “Crees que te ofrecen seguridad. Sin embargo, lo que hacen es proclamar que el miedo es real y que el terror está justificado.”

La lección nos pide que reflexionemos sobre los efectos que tiene en nuestras mentes esa espiral de miedo-defensa y ataque: “jamás te detienes a pensar qué es lo que estás defendiendo, cómo lo estás defendiendo y contra qué?”

QUÉ ES LO QUE DEFIENDES?:

Lo que se pretende proteger es al cuerpo al que se considera vulnerable. Y al hacerlo, le damos realidad al ataque.

La creencia de que el cuerpo es débil y vulnerable nos lleva a protegerlo. Pero “Las únicas necesidades que tiene son las que tú mismo le impones.”

“El cuerpo no necesita ninguna defensa. No podemos hacer suficiente hincapié en esto.”

“El “ser” que necesita protección no es real.”

“Defiende el cuerpo y habrás atacado a tu mente.”

Nuestro Ser es inocente, inofensivo e invulnerable. El cuerpo es una imagen proyectada de la mente que lo fabricó, de por sí el cuerpo es neutro, obedece los mandatos de la mente, puede ser un instrumento de ataque, o instrumento de comunicación al servicio del perdón y la sanación.

ENFERMEDAD:

La enfermedad no es más que la proyección de nuestros pensamiento de culpa, miedo y ataque sobre el cuerpo

“Forzar al cuerpo a que se amolde a los planes que una mente no curada traza para salvarse a sí misma es lo que hace que el cuerpo enferme.”

“todo ataque es un ataque contra uno mismo” (T.10.II.5:1).Por lo tanto, el ataque no es real, y lo que se defiende tampoco es real. La salvación no se logra construyendo defensas frente a hipotéticos peligros que sólo existen en la mente que los imagina.

SALUD:

“El cuerpo se mantendrá fuerte y saludable si la mente no abusa de él asignándole funciones que no puede cumplir, propósitos que están fuera de su alcance y elevadas metas que no puede alcanzar.”

Cuando perdónanos nuestros pensamientos de culpa, miedo y ataque, el cuerpo se sana y puede ser un instrumento de comunicación al servicio del amor y el perdón. “Cuando se utiliza con este propósito, la salud está asegurada.”

Tu no eres lo que piensas, tu mente elige que pensamiento sostiene o cuál no. Tú mente puede soltar los pensamientos de miedo y culpa. De eso se trata el perdón, de reconocer la verdad que eres y disolver lo falso en ti.

QUE SON LOS PLANES?:

Los planes son “los medios a través de los cuales una mente atemorizada intenta hacerse cargo de su propia protección a costa de la verdad.”
Todo plan es un intento de controlar el futuro, un futuro que será la continuidad de un pasado que revivimos con nuestros miedos al ataque.

LOS PLANES SON DEFENSAS CONTRA LA VERDAD:

“Las defensas son los planes que emprendes para atacar la verdad.”

“No obstante, rara vez se reconoce que hacer planes es en sí una defensa.”

“La mente que se dedica a hacer planes para sí misma está tratando de controlar acontecimientos futuros.”

“No cree que se le vaya a proveer de todo cuanto pueda necesitar, a menos que ella misma lo haga.”

LOS PLANES SON DEFENSAS QUE BUSCAN CONTROLAR EL FUTURO:

Así como la culpa se relaciona con el pasado, el miedo lo está con el futuro. El miedo es el temor a perder algo o alguien que se considera valioso.
“El tiempo se convierte en algo en lo que lo que se enfatiza es el futuro, el cual se debe controlar mediante el aprendizaje y la experiencia derivada de sucesos pasados y de las creencias que se abrigan.”

“Dicha mente pasa por alto el presente, basándose en la idea de que el pasado le ha enseñado lo suficiente como para permitirle dirigir su futura trayectoria.”

“Y no se da cuenta de que aquí y ahora se encuentra todo cuanto necesita para garantizar un futuro muy diferente del pasado, libre de la continuidad de las viejas ideas y de las creencias enfermizas.”

Esa inseguridad es lo que motiva al ego a tratar de controlar el futuro, que no es más que un deseo de controlar la incertidumbre. Los planes no son más que un intentos del ego de controlar el futuro.

LA SABIDURÍA DE NO PLANEAR:

“La mente que ha sanado no planifica.”

“Simplemente lleva a cabo los planes que recibe al escuchar a una Sabiduría que no es la suya.”

“Espera hasta que se le indica lo que tiene que hacer, y luego procede a hacerlo.”

“No depende de sí misma para nada, aunque confía en su capacidad para llevar a cabo los planes que se le asignan.”

“Descansa serena en la certeza de que ningún obstáculo puede impedir su avance hacia el logro de cualquier objetivo que sirva al gran plan que se diseñó para el bien de todos.”

“La mente que ha sanado se ha liberado de la creencia de que tiene que planear, si bien no puede saber cuál sería el mejor desenlace, los medios por los que éste se puede alcanzar, ni cómo reconocer el problema que el plan tiene como propósito solucionar.”
La mente que ha sanado sólo confía en la sabiduría del momento presente, tiene la certeza que siempre se le guiara por los caminos del amor y la paz.

EL PLAN DIVINO:
EL GUIÓN DEL ESPÍRITU SANTO:

“¿Qué no ibas a poder aceptar si supieses que todo cuanto sucede, todo acontecimiento, pasado, presente y por venir; es amorosamente planeado por Aquel cuyo único propósito es tu bien?”

“Tu presente confianza en Él es la defensa que te promete un futuro tranquilo, sin ningún vestigio de sufrimiento y lleno de un júbilo que es cada vez mayor, a medida que esta vida se vuelve un instante santo, ubicado en el tiempo, pero reconociendo únicamente la inmortalidad.”

QUE TU PRESENTE CONFIANZA DIRIJA EL FUTURO:

“No permitas que ninguna defensa, excepto tu presente confianza, dirija el futuro, y esta vida se convertirá en un encuentro significativo con la verdad, la cual sólo tus defensas podrían ocultar.”

No es necesario hacer planes ni defensas, Sin ellas te conviertes en una luz, que guía tu vida y la de tus hermanos, no requieres planes que te protejan de nada ni de nadie.

PRÁCTICA LARGA:

Aquiétate durante 15 minutos, en dos ocasiones en el transcurso del día, preferiblemente una en la mañana y la otra en la noche. Respira lenta y profundamente y mientras te vas relajando con la respiración, ve introduciendo en tu consciencia las siguientes palabras:

“Si me defiendo he sido atacado.”
“Mas en mi indefensión seré fuerte.”
“Y descubriré lo que mis defensas ocultan.”

Y en la medida que estas palabras se asientan en tu consciencia, te relajas y te dejas ir de la mano de Quien te recordará que tu inocencia y tu indefensión son tu mejor defensa.

Hoy “nos abstendremos de elaborar planes sin sentido y de albergar pensamientos que le impidan la entrada a la verdad en nuestras mentes.”

“Si tienes que hacer planes, ya se te dirá cuáles son.”

“Puede que no sean los planes que tú creías necesarios, ni las respuestas a los problemas a los que creías enfrentarte.”

“Pues no puedes ni concebir toda la felicidad que te llega sin que tú tengas que planear nada.”

RESPUESTA A LA TENTACION:

Si a lo largo del día adviertes alguna situación en la que crees estar en peligro, y te pone a urdir planes para protegerte, dite a ti mismo:

“No me defenderé, pues el Hijo de Dios no necesita defensas contra la verdad de su realidad.”

Si aprendemos que toda defensa es un ataque. Que las defensas surgen como resultado de un hipotético ataque que solo existe en nuestra mente. Entonces podemos acudir a la indefensión, basada en nuestra inocencia que ha reestablecido el perdón. Esa la alternativa, y nada más lo es.

El vivir en el momento presente nos lleva a no realizar planes de un futuro del cual hay que protegerse, y nos abre a la posibilidad que Dios nos revele los planes para nosotros, indicándonos que debemos hacer o decir en cada momento. Confiemos en el momento presente, de allí surge una sabiduría que no es de este mundo que nos iluminará el camino y nos guiará dulcemente en medio de aparentes tempestades y peligros, que irán sanando en la medida que perdónanos todas las ilusiones que aparecen amenazarnos. El perdón tiene el efecto tranquilo y sosegado que llega tras toda tempestad. Nuestra mente ha recuperado la paz, el amor brilla en nuestro corazón, y con una dulce sonrisa contemplamos como todo temor ha desaparecido.
Bendiciones

Oscar Gómez
💝🙏💝

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s