LECCIÓN 131

LECCIÓN 131

“Nadie que se proponga alcanzar la verdad puede fracasar.”

La idea que esta lección nos plantea, ha sido objeto de debate y reflexión a lo largo de la historia: la verdad.

Qué es Verdad?

Hay muchas teorías de la verdad, y muchos medios para demostrarla o alcanzarla. Existe la verdad filosófica, la verdad lógica, matemática, científica, la verdad política, histórica, cultural, las creencias, la verdad religiosa, moral, etc. Así que ¿de cuál verdad estamos hablando.? ¿Qué entendemos por verdad? De cuál verdad nos habla el Curso? Cómo accedemos a ella?

En este mundo se considera en términos generales que “la verdad supone la concordancia entre aquello que afirmamos con lo que se sabe, se siente o se piensa.”
“La verdad abarca también la honestidad, la buena fe y la sinceridad, los conocimientos con las cosas que se afirman como realidad.”
A nivel religioso existe la verdad por revelación.
Para la  tradición judía la verdad es lo que nos da seguridad y confianza.
Para los grandes filósofos griegos (Sócrates, Platón, Aristóteles) la verdad se consideraba un          desvelamiento, que existe más allá de las apariencias y que permanece, que es inalterable.  Existen múltiples  teorías de la verdad en todos los ámbitos del conocimiento humano. Así que precisemos que entiende Un Curso de Milagros por verdad.
Empecemos por la idea de la lección de hoy: “Nadie que se proponga alcanzar la verdad puede fracasar.” aquí se está uniendo la verdad con la certeza. La verdad está al alcance de todo aquel que se proponga alcanzarla. Así que depende de nuestra voluntad. Por lo tanto, la podemos convertir en una meta, en un propósito, como nos lo plantea esta lección:
“Nadie que se proponga alcanzar la verdad puede fracasar, y es la verdad lo que nos proponemos alcanzar hoy.”
Hasta aquí, el Curso se identifica con la tradición judía de la verdad como seguridad y confianza que nos conduce a una certeza.
Pero también incorpora el concepto griego de verdad como desvelamiento. La verdad yace tras la apariencias del mundo ilusorio que hemos inventado, y accedemos a ella a través del perdón, que corrige el error, y nos enseña la verdad de lo que somos. Y también considera la verdad como revelación, como cuando  Dios se nos manifiesta, ejemplo, el encuentro que tuvo Moisés con Dios en el monte Sinaí según la tradición judía, o como cuando el Arcángel Gabriel le dicta el Corán a Mahoma, según la tradicción musulmana.

A diferencia de este mundo que plantea que la verdad es relativa y se ajusta a distintos niveles, para el Curso la verdad es absoluta, es inmutable, no cambia ni cambiara jamás, pues la verdad es Dios, Su Conocimiento y Su manifestación. En la introducción del Curso se postula como un silogismo Aristotélico, el concepto de verdad del Curso:
“Nada real puede ser amenazado.”
“Nada irreal existe”
“En esto radica la paz de Dios.”
(T-in.2:3-4)

“Nada real puede ser amenazado.” En este postulado lo real es igual a Dios, y no puede ser amenazado por nada ni por nadie, pues no existe nada ni nadie por encima de Dios. Por lo tanto, Dios es invulnerable o omnipotente.
“Nada irreal existe” quiere decir que lo único real, lo único verdadero, es lo que Dios Es, es lo que Dios crea, lo demás no existe. Este postulado lo utilizamos para referirnos a la irrealidad del ego y de este mundo. Para diferenciar los pensamientos falsos de los verdaderos. Todo lo que está sometido al tiempo o a los cambios es falso, todo lo que no cambia, que permanece, que es eterno e inmutable es verdadero.
“En esto radica la paz de Dios.” la aceptación de las dos primeras proposiciones  nos conducen a la paz de Dios, que es mucho más que la ausencia de conflictos, es un estado de plenitud que está más allá de todo entendimiento humano.

La verdad que el Curso plantea está más allá de las palabras (M-21.1:9-10),  pues estas son sólo símbolos de símbolos, y por lo tanto, están doblemente alejadas de la realidad:
“La unidad es simplemente la idea de que Dios es. Y en Su Ser, Él abarca todas las cosas. Ninguna mente contiene nada que no sea Él. Decimos “Dios es” y luego guardamos silencio, pues en ese conocimiento las palabras carecen de sentido.” (L-169.5:1-4)

Por mucho que  la verdad la argumentemos e intentemos explicarla con palabras, no lograremos comprenderla totalmente, y pese a que el Curso utiliza la argumentación lógica y hace un uso extenso de  la palabra para explicarnos la verdad, finalmente esta la debemos experimentar y en ese momento las palabras y los argumentos se acaban:
“Una teología universal es imposible, mientras que una experiencia universal no sólo es posible sino necesaria. Alcanzar esa experiencia es  lo que el Curso se propone. Solo cuando esta se alcanza es posible la consistencia porque sólo entonces se acaba la incertidumbre.” (C-in.2:5-7)

Para el Curso la verdad es absoluta y sólo la podemos experimentar, y ello es  posible con la ayuda del Espíritu Santo, debido a que estamos atrapados en el falso mundo de la percepción.

Todo lo anterior es lo que vamos a experimentar con esta lección. Cómo la explicación de la teoría de la verdad del Curso, así haya sido resumida, ha sido extensa, pasaremos directamente a la práctica, a la experiencia

No sobra recordarles que estos comentarios no sustituyen el estudio de las lecciones que debe realizar cada estudiante.

PROPOSITO:

Esta lección tiene que ver con el propósito que nos fijemos en esta vida. Seguir buscando la felicidad por los medios que nos ofrece el ego, o buscarla por los medios que ofrece el Espíritu Santo. Para ello debemos determinar cuál representa la verdad y cuál no.
Esto determina cuál es la meta que nos proponemos alcanzar.

Si continuamos bajo la orientación del ego “El fracaso te acechará mientras persigas metas inalcanzables.”
Si perseguimos las metas del ego, las consecuencias podrían ser que: “Buscas la permanencia en lo pasajero, el amor donde éste no se encuentra, la seguridad en medio del peligro y la inmortalidad en las tinieblas del sueño de muerte.”

Así que vamos por la meta del Espíritu Santo para experimentar la verdad, la paz y la felicidad.

PRÁCTICA LARGA:

Aquiétate durante 10 minutos, durante tres ocasiones a lo largo del día.
“pediremos que se nos conceda poder ver el despuntar del mundo real para que reemplace las imágenes descabelladas que en tanta estima tenemos por ideas verdaderas que ocupen el lugar de los pensamientos que no tienen significado, efectos, ni fundamento o sustancia basados en la verdad.”

Así que mientras nos aquietarnos, cerramos los ojos, respiramos lenta y profundamente, hacemos consciencia de nuestra respiración para relajarnos mucho más, nos decimos lo siguiente:

“Pido que se me conceda ver un mundo diferente y tener  pensamientos distintos de aquellos que inventé.”

“El mundo que busco no lo construí yo solo, y los pensamientos que quiero tener no son los míos.”

Luego te dejas ir, y en medio de un silencio receptivo, adopta la postura de un observador:

“Durante varios minutos observa tu mente y contempla, aunque tus ojos estén cerrados, el mundo insensato que crees que es real.”

“Revisa asimismo los pensamientos que son compatibles con dicho mundo que tú crees que son verdad. Luego descártalos y deslízate por debajo de ellos hasta llegar al santo lugar donde no pueden infiltrarse,” esta es una manera de perdón, observas el error y lo descartas, recuerda que has pedido la ayuda del Espíritu Santo para esta práctica y Él sustituirá los pensamientos falsos por los verdaderos de amor y paz.

Continúa con la meditación, estás observando los errores, “Debajo de ellos hay una puerta en tu mente, la cual no pudiste cerrar completamente cuando quisiste ocultar lo que se encuentra más allá.”

“Busca esa puerta hasta que la encuentres. Pero antes de tratar de abrirla recuerda que nadie que se proponga alcanzar la verdad puede fracasar.”

“Y es esto lo que estás pidiendo que se te conceda hoy. Nada excepto esto tiene ahora significado; ahora no valoras ni persigues ninguna otra meta, no hay nada que se encuentre a este lado de la puerta que realmente desees y sólo andas en pos de lo que se encuentra detrás.”

“Empuja la puerta, y ve cuán fácilmente se abre sólo con tu intención de cruzarla. Allí ángeles alumbran el camino, disipando toda oscuridad, y tú te yergues en una luz tan brillante y tan diáfana que puedes entender todo lo que allí ves.” si tu propósito es la verdad, y pides ayuda para alcanzarla, está se te revelará, está es la promesa que Dios nos hace.

Quizás podamos dudar por algún momento, pero será pasajero para quien tenga un firme propósito de alcanzar la verdad.  “Un breve momento de sorpresa, tal vez, haga que te detengas antes de que te des cuenta de que el mundo que ves ante ti, en la luz, refleja la verdad que siempre has conocido y de la que no te habías olvidado totalmente mientras vagabas en sueños.”

Hoy no puedes fracasar. Pues va contigo un poderoso compañero que no falla nunca, y nos conducirá amorosamente ante la luz de la verdad. “Hoy no puedes fracasar. Contigo va el Espíritu que el Cielo te envió para que algún día pudieras aproximarte a esa puerta y deslizarte fácilmente con Su ayuda más allá de ella hasta llegar a la luz.”

En ese momento recordaremos quienes somos, nos unimos con la verdad y nos fusionamos con la verdad. La búsqueda ha finalizado. Este es un día gloria y de júbilo.

PRACTICAS CORTAS Y FRECUENTES:

“Recuerda tan a menudo como puedas que hoy debe ser un día de especial gozo, y abstente de abrigar pensamientos desalentadores y quejas banales.”

“Si te olvidas de este feliz hecho tráelo nuevamente a tu conciencia repitiendo lo siguiente:”

“Hoy busco y encuentro todo lo que deseo.”

“Mi único propósito me lo brinda.”

“Nadie que se proponga alcanzar la verdad puede fracasar.”

Cuando alcanzas la verdad, cesa toda duda, se acaba el miedo, la incertidumbre desaparece, la culpa se ha esfumado, sólo queda la luz, el Amor resplandece sobre toda la Existencia, la paz emerge en toda su plenitud y la felicidad desborda los confines de nuestro Ser, el gozo de Ser uno con Dios se extiende por toda lo creado y por crear. Simplemente somos y guardamos un gozoso silencio.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s