¿Por qué siento que no puedo perdonar?

¿POR QUÉ SIENTO QUE NO LOGRO PERDONAR?

De la teoría a la praxis del perdón

Es frecuente que muchos estudiantes de Un Curso de Milagros digan que sienten que no logran perdonar. Que la culpa, miedo, resentimiento o pensamiento de ataque, que  elevaron al perdón parecen seguir perturbando su paz. ¿Que sucede?

La teoría de los pasos del perdón parece muy sencilla:
1. Identifico el pensamiento  o emoción que me quita la paz.
2. Elijo abandonarlo, decido soltarlo.
3. Se produce un reemplazo, por pensamientos de paz y amor, esto último lo hace el Espíritu Santo por nosotros, cuando hacemos los dos primeros pasos.

¿Por qué sentimos en algunos casos que el perdón no nos devuelve la paz, no sentimos que nuestra mente ha sanado?

Básicamente porque hacemos un proceso muy “mental”  muy “racional”  sin ninguna conexión con nuestro interior amoroso.
En otras palabras, hacemos la práctica del perdón desde la cabeza y no desde el corazón. El perdón no es una operación mental desprovista del sentir.

El Curso nos plantea que a nivel metafísico el cuerpo no existe, somos Uno con Dios y no hay separación. En un segundo nivel, en la ilusión,  donde consideramos que  la separación es real, podemos convertir el cuerpo en un instrumento de comunicación al servicio del Espíritu Santo.

En nuestra primera fase de aprendizaje debemos aprender a manejar el cuerpo, aquietarlo para los propósitos del perdón.

Los maestros avanzados no necesitan  tanto aquietar  su cuerpo,  pues su paz interior fluye en conexión casi  permanente con el Espíritu Santo, perdonando cada situación, pensamiento o circunstancia. Desde esa paz interior perdonan casi todo automáticamente.

Mientras llegamos a esos niveles avanzados, vamos a necesitar domesticar el cuerpo y la mente ilusoria, para poder llegar a lo mas profundo de nuestra consciencia y perdonar.
Algunos estudiantes se quedan con la definición mas metafísica del cuerpo, e ignoran la segunda para su propia sanación.

La mayoría de los ejercicios de Un Curso de Milagros, nos piden aquietar el cuerpo, cerrar los ojos, entrar en silencio y meditar.
La excepción está en los primeros ejercicios que nos piden practicar con los ojos abiertos y mirar hacia el exterior, pues son ejercicios de negación del mundo que vemos, de quitarles el significado que les habíamos adjudicado.

Ese aquietamiento del cuerpo también aplica para el instante santo. El cuerpo como manifestación del ego debe cesar su frenética actividad física y mental. En la quietud del silencio nos vamos olvidando del cuerpo, de los pensamientos conflictivos, del tiempo, y nos vamos adentrando en el no tiempo, en el presente, en esa ventana hacia la eternidad donde habita nuestro Ser, donde nos podemos comunicar con el Espíritu Santo. En ese espacio, en ese instante, es donde el perdón tiene lugar. El espacio del corazón.

Así que necesitamos aprender a aquietar el cuerpo y la mente que gobierna el ego, para situarnos en la mente observadora, en la mente recta, la que examina el error, el pensamiento no amoroso, reconoce su falsedad, y elige soltarlo, decide abandonarlo. En ese momento la luz del Amor disuelve la ilusión.
Eso es lo que nos quiere decir el siguiente pasaje:

“Mientras permaneces en silencio, cierra los ojos al mundo que no comprende lo que es el perdón, y busca amparo en el sereno lugar en el que los pensamientos quedan transformados y donde las falsas creencias se abandonan.” ( L-126.10:1)

Es en la quietud y el silencio, y con la ayuda del Espíritu Santo, donde mis pensamientos no amorosos y conflictivos, mis culpas y miedos son *”transformados y donde las falsas creencias se abandonan.”* de ahí la importancia del silencio y la quietud, pues en ese espacio de meditación el Espíritu Santo nos ayuda a sanar nuestra mente. Es el espacio en el que le permitimos al Amor y al perdón unificar nuestra mente con Dios y con todos nuestros hermanos. Es ahí donde comprendemos que todo lo que doy, es a mi mismo a quien se lo doy.

Así que procuremos aprender a a aquietar el cuerpo y la mente ilusoria, aprendamos a entrar en silencio, aprendamos a meditar. Meditaciones hay muchas y muy complejas. El Curso no nos dice que meditemos por meditar, sino que meditemos para interiorizar las lecciones, para escuchar al Espíritu Santo o para perdonar.
Así que nuestra meditación debe ser lo mas sencilla posible. 

SUGERENCIA DE MEDITACIÓN PARA PERDONAR:

Les sugiero la siguiente practica:

Buscamos un lugar tranquilo, nos sentamos en una postura cómoda, cerramos los ojos, respiramos lenta y profundamente, podemos inhalar durante unos 7 segundos, retener unos 3 segundos y luego exhalar durante 7 segundos y retener durante 3 segundos. Y así sucesivamente. No te enfoques en contar el tiempos, son referencias, tu respiración va estableciendo el ritmo. Te puede ayudar mucho fijar la atención en la punta de la nariz mientras respiras, y la punta de la lengua en el centro del paladar. En la medida que lo haces vas sintiendo como tu cuerpo se relaja y se aquieta, si pones atención en la respiración, notarás que los pensamientos van desapareciendo. Si estas practicando alguna lección puedes repetir la idea del día cada vez que inhalas y la vuelves a repetir cada vez que exhalas. Después de un rato, déjate ir en la quietud de tu silencio, desde esas profundidades ira emergiendo tu Ser, la Voz que habla por Dios, desde lo profundo de tu consciencia puedes observar los pensamientos que deseas perdonar, desde ese lugar el Amor ocupa el espacio que le corresponde, desde ese lugar sanas tu mente, y la conectas con la Fuente infinita del Amor, la paz y la felicidad. Ahí descubrirás que habitas en Dios y que Dios te habita, la unidad se consagra en ese santo “lugar”, en ese santo momento donde el tiempo se diluye en la eternidad.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s