VER Y VISIÓN DIFERENCIAS

VER Y VISIÓN DIFERENCIAS

Un Curso de Milagros establece una clara diferencia entre ver con los ojos del cuerpo y la visión espiritual.

Empecemos por precisar que entiende el Curso por visión:
La visión “Es un estado mental que se ha unificado en tal grado que la oscuridad no se puede percibir en absoluto.” (L 108-2:2)
Aquí tenemos una definición de la visión como “un estado mental” que no tiene nada que ver con los ojos del cuerpo. Adicionalmente nos dice que es un estado mental “que se ha unificado” o sea, que previamente era un estado de una mente que estaba dividida, en conflicto consigo misma y con el mundo, o sea, una mente que ha trascendido al ego.

Entonces desde nuestra perspectiva en este mundo, la visión es un estado mental, que logramos al unificar nuestra mente a través de los milagros y el perdón.

Desde el estado del Cielo nosotros ya disponemos de la visión pero la hemos olvidado al darle la espalda al amor, al haber elegido la separación.

En el siguiente párrafo nos dice que la visión la logramos a través de la luz, pero de una luz que no es de este mundo: “La verdadera luz que hace posible la verdadera visión no es la luz que los ojos del cuerpo contemplan.” (L 108-2:1) la luz que nos está mencionando no tiene nada que ver con la luz natural del sol ni con la luz artificial de las lámparas de este mundo. Es la luz del Amor, la luz de la vida, una luz todo abarcante, que todo lo integra, lo unifica, lo sana, y todo lo conoce, una luz en que nada de la Creación puede estar excluida de ella.
Es una luz que ante su presencia “reconcilia todos los aparentes opuestos.” y de esa luz emana una poderosa voluntad de unir y sanar: “¿Y qué puede ser la luz sino la resolución, nacida de la paz, de fundir todos tus conflictos y pensamientos erróneos en un solo concepto que sea completamente cierto?”(L 108-1:3) es la luz que nos lleva a ver solo Amor y paz en todo lo que contemplemos.
“Ésta es la luz en la que no se pueden ver opuestos, y la visión, al haber sanado, tiene el poder de sanar.” (L108-3:1)

¿Cómo accedemos a la visión espiritual?

Perdonando todos mis pensamientos no amorosos, de tal manera que sólo queden únicamente mis pensamientos amorosos.

Y haciendo de la visión un propósito, de ver solo amor y paz en lugar de juicios y conflictos, en ese momento podemos proclamar:

“que la visión de Cristo contemple todas las cosas por mí, y que, en lugar de juzgarlas, les conceda a cada una un milagro de amor” (L 349)

Al perdonar podemos contemplar un mundo unificado por la luz del Amor, cuya paz y dicha se nos revelará por nuestro “nuevo” estado mental: la visión de Cristo, la visión del Amor que solo ve inocencia en todos mis hermanos y en mi mismo.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez
💝🙏💝

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s