LECCIÓN 121

LECCIÓN 121

“El perdón es la llave de la felicidad.”

En anteriores lecciones vimos el tema de la felicidad desde distintas perspectivas, como que la felicidad ha sido la voluntad de Dios para nosotros desde el momento de la creación, y esa condición no ha cambiado ni cambiará. Que la naturaleza de Dios es Amor y la felicidad es un atributo del Amor. Yo como perfecto Hijo de Dios fui creado a Su Semejanza, de ahí que gozo de los mismos atributos del amor, y por lo tanto, la felicidad es mi derecho.

Todas esas lecciones nos recordaban quienes somos, y lo que creímos haber perdido con la separación. Estas lecciones buscan enseñarnos a perderle todo temor a Dios, y nos explican que regresar a Él no implica sacrificios ni sufrimientos. Esta lección nos va  a enseñar que para regresar al Amor, para acceder a la felicidad, lo único que tenemos que hacer es perdonar. Perdonar lo que no somos, perdonar todos los obstáculos que nos impiden experimentar el amor y la felicidad. La lección hace una extensa descripción de lo que sufre y teme una mente que no perdona:
“vive atemorizada, y no le da margen al amor para ser lo que es ni para que pueda desplegar sus alas en paz y remontarse por encima de la confusión del mundo.”
Otras características de la mente que no perdona son la duda, el miedo, la confusión, la debilidad, presumir lo que no es, temerle a la oscuridad pero también al silencio, sentirse culpable,  auto condenarse, pero también, proyectar sobre sus hermanos los juicios y las condenas
“La mente que no perdona no ve errores, sino pecados.” y no encuentra paz por ningún lado.
“La mente que no perdona vive desesperada, sin la menor esperanza de que el futuro pueda ofrecerle nada que no sea desesperación.” la mente que no perdona es como una gran bodega de miedos y resentimientos, que parece acumularse con el tiempo, son un volcán cuya presión interna lo hará explotar, destruyendo y autodestruyéndose.
Contrariamente, la mente que  perdona:
Encontrará “la respuesta a tu búsqueda de paz.” y podrás darle  ”significado a un mundo que no parece tener sentido.”
Y continua con los beneficios de perdonar como llave de la felicidad:
“Con esta idea todas tus preguntas quedan contestadas; con esta idea queda asegurado de una vez por todas el fin de la incertidumbre.”

“El perdón es la llave de la felicidad.” esa es  la alternativa, pero ¿como accedemos a esa llave?

En primer lugar debemos tener en cuenta que “El perdón es algo que se adquiere.” el perdón que nos enseña el  Curso no es  de este mundo, pero fue diseñado para que opere en este mundo, y tenemos que aprenderlo y practicarlo.
“Del mismo modo en que el pecado es una idea que te enseñaste a ti mismo, así el perdón es algo que tiene que aprender, no de ti mismo, sino del Maestro que representa tu otro Ser.”
Así que debemos aprender a perdonar, como nos lo enseña el Espíritu Santo, y cuando lo enseñamos, lo reforzamos en nosotros, pues dar y recibir, son en verdad lo mismo.
“a medida que enseñes salvación, aprenderás lo que es. Sin embargo, todo cuanto enseñes y todo cuanto aprendas no procederá de ti, sino del Maestro que se te dio para que te mostrase el camino.”

Propósito:

Aprender a perdonar, aceptando que el perdón es la llave de la felicidad y que la podemos usar para nuestra sanación.

Práctica larga:

Las prácticas largas a partir de esta lección tienen un cambio significativo. Pasamos de practicar 5 minutos en la mañana y en la noche, a hacerlo durante 10 minutos, una vez por la mañana y otra vez por la noche. Con el propósito de aprender “cómo otorgar perdón y también cómo recibirlo.” para ello se nos dice que utilizaremos el principio de dar y recibir, y comprobaremos que son lo mismo “practicando el perdón con alguien a quien consideras un enemigo, así como con alguien a quien consideras un amigo.”

“Y a medida que aprendas a verlos a ambos como uno solo, extenderemos la lección hasta ti y veremos que su escape supone el tuyo.”

La lección es muy detallada sobre cómo hacer la práctica:

“Comienza las sesiones de práctica más largas pensando en alguien que no te cae bien, alguien que parece irritarte y con quien lamentarías haberte encontrado; alguien a quien detestas vehementemente o que simplemente tratas de ignorar. La forma en que tu hostilidad se manifiesta es irrelevante.  Probablemente ya sabes de quién se trata. Ese mismo vale.”
Identificar un posible enemigo, o alguien con el que parece que tenemos una  relación conflictiva, no es una tarea difícil en este mundo, lo que ha sido difícil, es como sanar esa relación, eso es lo que vamos a intentar en esta lección.

“Cierra ahora los ojos y, visualizándolo en tu mente, contémplalo por un rato. Trata de percibir algún atisbo de luz en alguna parte de él, algún pequeño destello que nunca antes habías notado. Trata de encontrar alguna chispa de luminosidad brillando a través de la desagradable imagen que de él has formado. Continúa contemplando esa imagen hasta que veas luz en alguna parte de ella, y trata entonces de que esa luz se expanda hasta envolver a dicha persona y transforme esa imagen en algo bueno y hermoso.” aquí se requiere de tu buena voluntad, de apelar al amor en ti, para que puedas ver luz y amor en tu aparente “enemigo” o relación conflictiva. Y  “Contempla esta nueva percepción por un rato, y luego trae a la mente la imagen de alguien a quien consideras un amigo. Trata de transferirle a éste la luz que aprendiste a ver en torno de quien antes fuera tu “enemigo”. Percíbelo ahora como algo más que un amigo, pues en esa luz su santidad te muestra a tu salvador, salvado y salvando, sano e íntegro.”
Se trata que veas la luz del amor en aquellos que considerabas tus enemigos, o contrincantes, y luego extenderla a otras personas y a ti mismo, con lo que comprobarás que todos somos esa misma luz, ese mismo amor, esa misma  mente, el mismo Hijo de Dios que se creía separado tanto de Él y de sus hermanos. Con el perdón, todos regresamos a la unidad, y al desaparecer el conflicto, hemos abierto la puerta de la felicidad con la llave del perdón.

“Permite entonces que él te ofrezca la luz que ves en él, y deja que tu “enemigo” y tu amigo se unan para bendecirte con lo que tú les diste. Ahora eres uno con ellos, tal como ellos son uno contigo. Ahora te has perdonado a ti mismo. No te olvides a lo largo del día del papel que juega la salvación en brindar felicidad a todas las mentes que no perdonan, incluyendo la tuya.”

Hacer esta práctica es una especie de meditación, en la que visualizas el perdón que realizas. Por lo tanto, aquiétate, cierra los ojos, sumérgete en tu silencio, interioriza las indicaciones que se te señalaron hasta que logres sentir el perdón en tu corazón y que su luz se  extienda a todos tus hermanos.

Prácticas cortas y frecuentes:

Cada hora, cuando el reloj, marque el inicio de la hora, di para tus adentros:

“El perdón es la llave de la felicidad. Despertaré del sueño de que soy mortal, falible y lleno de pecado, y sabré que soy el perfecto Hijo de Dios.”

Repítelo con la mayor frecuencia posible, cada vez que lo haces, la puerta de la felicidad se va abriendo en tú mente.

Tras la separación pareció que felicidad se nos extravío en medio de las culpas, los miedos y los conflictos. Creímos que el ego había logrado sustituir nuestra felicidad por sufrimiento, con lo que nos alejaba mas y más de Dios. Pero la felicidad siempre ha permanecido en esa parte de nuestra mente que es amorosa e inmortal. Solo ha  estado velada tras la culpa y los juicios. El perdón corre los  oscuros velos del sufrimientos, y abre ante nosotros la luminosa puerta de la felicidad. Gracias a la poderosa llave del perdón, recordamos lo que somos, y en ese momento,  volvemos a ser lo que siempre hemos sido: amor, paz y felicidad.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez


Propósito:

Aprender a perdonar, aceptando que el perdón es la llave de la felicidad y que la podemos usar para nuestra sanación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s