LECCIÓN 120

LECCIÓN 120

  1. “(109) Descanso en Dios”
  2. “(110) Soy tal como Dios me creó.”

El protagonista de estas dos lecciones de repaso es Dios y mi relación con Él.

  1. “(109) Descanso en Dios.”

“Hoy descanso en Dios y dejo que Él obre en mí y a través de mí, mientras descanso en Él en silencio y con absoluta certeza.”

Lo único eterno en nuestra mente es el Amor. El Amor emana desde la eternidad y lo permea todo con su luz, incluido el tiempo y nuestras “circunstancias.”
A través del amor nos unimos y nos conectamos con Dios y con todo lo que realmente existe. Pero ¿como me pongo en los brazos de Dios y descanso en Él?
Pará ello debo perdonar todos los obstáculos que me impiden experimentar el amor y volver a Dios. Puedo practicar ejercicios de aquietarme, entrar en silencio y con mucha certeza abrazar a mi Padre pues se que Él me abraza a mí.
Cuando abandono al ego y descanso en Dios, “dejo que Él obre en mí y a través de mí”, me vuelvo un instrumento de su paz, su amor, y su perdón, como nos lo dice la hermosa oración por la paz de Francisco de Asís.

  1. “(110) Soy tal como Dios me creó.”

“Soy el Hijo de Dios. Hoy dejo a un lado todas las enfermizas ilusiones que albergo acerca de mí mismo y dejo que mi Padre me diga quién soy.”

Mi verdadera identidad es ser el perfecto Hijo de Dios. Y en esa condición mi naturaleza es la de ser un espíritu inocente, impecable, amoroso, invulnerable, ilimitado, pacifico y eterno. Si reconozco mi verdadera identidad, me deshago del personaje que el ego me ha hecho creer que soy, podré dejar a un lado ” todas las enfermizas ilusiones que albergo acerca de mí mismo” al sanar la falsa percepción que tenía de mi mismo, al perdonar lo que no soy, y en ese momento “dejo que mi Padre me diga quién soy.” me abro a que el Amor me recuerde quien soy realmente.

Práctica larga:

Debemos dedicar una práctica matutina de 5 minutos y una nocturna también de 5 minutos, preferiblemente antes de irte a dormir. Aquiétate, sumérgete en tu silencio, interioriza las ideas y comentarios de esta lección y ánclalas en lo más profundo de tu consciencia:

“Descanso en Dios”

“Soy tal como Dios me creó.”

Cuando recuerdo a Dios, recuerdo mi condición de ser Su perfecto Hijo, me olvido de lo que no soy, me libero de las ataduras del ego, y permito que Él obre en mi y a través de mi.

Prácticas cortas y frecuentes:

A la hora en punto:

“Descanso en Dios”

Media hora más tarde:

“Soy tal como Dios me creó.”

Respuesta a la tentación:

Cada vez que se presente una situación conflictiva a lo largo del día, utiliza las ideas de la lección.

Nuestra naturaleza como perfectos Hijos de Dios no ha cambiado ni cambiará, pues lo que Dios crea, es tan eterno como semejante a Él. Con la separación nos inventamos un personaje, que buscaba sustituir al Hijo de Dios, pero ese personaje, es tan ilusorio como el ego que lo ha fabricado. Cuando acepto mi verdadero origen, unifico mi mente con el Espíritu Santo y me dejo guiar por Su amorosa Voz, en el camino de regreso al paraíso que creí haber abandonado, al que siempre he pertenecido. El recuerdo de lo que soy iluminará mi camino de regreso a casa.
Bendiciones

Oscar Gómez Díez
💝🙏💝

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s